Han leído nuestras coberturas:

domingo, 30 de junio de 2013

CANNIBAL CORPSE en Teatro Vórterix, 25 de junio de 2013


CANNIBAL CORPSE
Teatro Vorterix
25/06/2013
Sedientos de sangre

Considerada hoy por hoy la banda número uno del Death Metal, Cannibal Corpse cumple veinticinco años. Un excelente motivo para reencontrarse con el público argentino. El lugar elegido para el festejo fue el Teatro Vorterix.

Pude apreciar a dos de las bandas soportes que precedieron a los de Buffalo. La primera, Extrema, un grupo a cuyo frente estaba una chica de nombre Natalia, que alternaba voces guturales a lo Angela Gossow con otras de tintes bien de Metal Clásico, a lo Doro, digamos.  Como si las dos divas metálicas se hubieran corporizado en una sola persona. Su sonido se podría definir como Thrash/Death, cercano al de aquellas bandas extremas de los ´80, como Possessed o Sepultura, con bastante melodía en los solos. Precisamente de los nombrados brasileños hicieron el cover de "Desperate Cry". Una agrupación a tener en cuenta.

La siguiente propuesta fueron los Alma Matter, un trío en el cual las sutilezas no tienen lugar. Contundencia, velocidad  y vocalizaciones extremas es el denominador cumún de sus composiciones.

A las 21:30 el quinteto principal (George Fisher en voz, Rob Barret y Pat O´Brien en guitarras, Alex Webster en el bajo y Paul Mazurkiewicz en batería) inició su baño de sangre y ruido, con un clásico del primer disco: "A Skull Full Of Maggots". No es necesario aclarar que el piso del Vorterix se convirtió en un campo de batalla, en el buen sentido de la palabra. Creo que de todos los recitales que presencié en mi vida, los pogos más salvajes y demoledores los viví con dos bandas: Slayer y Cannibal Corpse. Los músicos sobre el escenario revoleaban sus cabelleras a una velocidad increíble, haciendo el ya clásico "helicóptero".

El sonido era más que bueno, pudiéndose entender el trabajo de ambas guitarras, que se complementan constantemente a lo largo de las canciones. Esta complementación es muy evidente en temas como "Stripped, Raped and Strangled" en donde cada instrumento hace una base diferente. O en los solos, donde las esquizofrénicas notas de Rob y de Pat (a quien prácticamente no se lo vio la cara durante todo el show, tapada por sus pelos) podían distinguirse con total nitidez de la pared de sonido.

El trabajo de Alex Webster es soberbio, como siempre. Es quizá el bajista más virtuoso del Death Metal. Su trabajo no se limita a marcar la nota (como haría Glen Benton por ejemplo), sino que construye una estructura para cada tema.

George es un frontman simpático y extrovertido que presenta casi todos los temas con alguna referencia, por ejemplo cuando dijo que "esta canción es sobre una de mis cosas favoritas: las conchas" (sic). El tema en cuestión era "Addicted To Vaginal Skin". O cuando para "Sentenced To Burn" (quizá mi pieza favorita de esta agrupación), pidió que la gente armara un círculo de pogo  (¡como si hiciera falta!).

Queda para el final destacar el trabajo de Paul Mazurkiewicz, el Ian Paice del Death Metal. La precisión quirúrgica de este músico es fundamental en el sonido de Cannibal. No sólo se limita a tocar "a las chapas", sino que sutilmente mete arreglos varios, los cuales hacen más ricas las composiciones. A sus espaldas una pantalla mostraba el logo de la banda, el cual se iba por momentos embadurnando de sangre de diversas formas, ya sea en gotitas o directamente a chorros. (¿Qué esperaban, eh?).

Uno de los puntos a favor de esta agrupación es el gancho que tienen sus composiciones, algo casi inédito en el mundo del Death Metal. El público coreaba los estribillos ¡y los riffs! con un "Ohh Ooh Ohh" como si se tratara de Deep Purple haciendo "Black Night". Es imposible no engancharse a cantar temas como "Evisceration Plague" o "Decency Defied". Si alguno cree que el Death Metal son ruidos caóticos sin melodía ni sentido, debería prestar más atención a esta banda.

Recorrieron su discografía, sin dejar ninguno de sus discos de lado. Todos estuvieron representados con al menos una canción.
Para finalizar, dos clásicos: "Hammer Smashed Face" dedicado a Jeff Hannemann y "Stripped, Raped and Strangled". que sonó atronadora.
Y con los músicos agradeciendo y el público pidiendo por más, terminaban ochenta minutos de celebración de sangre, fluidos corporales varios, vísceras y descomposiciones cadavéricas al por mayor. Recapitulando lo que dije al principio: Cannibal Corpse cumplió veinticinco años y lo festejó con una gran fiesta... ¡a su manera!
Agradecimientos a Carla Piñeiro, y a toda la gente de la productora 4G!

SETLIST
A Skull Full of Maggots
Staring Through the Eyes of the Dead
Edible Autopsy
Addicted to Vaginal Skin
An Experiment in Homicide
Sentenced to Burn
Gutted
Demented Aggression
Scourge of Iron
Disfigured
Evisceration Plague
Dormant Bodies Bursting
Disposal of the Body
Decency Defied
Dead Human Collection
I Cum Blood
Encased in Concrete
Make Them Suffer
Hammer Smashed Face
Stripped, Raped and Strangled

Comentario e imágenes: Santiago Bennasar, para OXIDO.- 

2 comentarios:

  1. Excelente cobertura. Vivo fuera de Buenos Aires pero con las fotos y los comentarios me dejan claro que valía la pena hacer el esfuerzo por estar ahí! Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias en nombre de nuestro cronista Santiago Bennasar!!

      Saludos!!

      Eliminar