Han leído nuestras coberturas:

miércoles, 12 de junio de 2013

ANNIHILATOR en The Roxy Live Bar, 11 de junio de 2013



Si Annihilator hubiera sido proveniente de la Bay Area de San Francisco, probablemente podría haber sido una de las mas grandes de la historia y no solo una banda de Thrash casi de culto. Tal es así, que en la noche del 11 de junio dieron una altísima lección de violencia y perfección juntas, pero con un error imperdonable del que se hablará mas adelante.

Puntuales como ingleses, a las 21 en punto salió a escena el elenco canadiense del histórico Jeff Waters. Para romper los corazones de los allí reunidos, abrieron con una furiosa interpretación de "Ambush", de su ultimo disco de estudio. Pese a ser relativamente nuevo, tuvo una muy buena respuesta de sus fans y corearon muy efusivamente su verso principal, como solo los argentinos sabemos hacerlo.

Posteriormente sonaron "King of the Kill", "Betrayed" y "Ultra-Motion". Tres clásicos de los canadienses que desataron una fiesta en el salón de baile de Roxy.
Luego, para la sorpresa de los concurrentes, tocaron un tema nuevo que muchos no conocían, "No Way Out". Pero de todos modos, inesperadamente para Jeff Waters y su banda, el tema fue coreado muy fuertemente en los solos, tanto que parecía como si fuera un viejo clásico.

La noche prosiguió con una serie de canciones de sus álbumes editados en la década pasada. Los elegidos fueron "Time Bomb" y "Clown Parade". A los cuales los siguieron mas clásicos como "Set the World on Fire", "Welcome to Your Death", "Phantasmagoria" y "No Zone"; pero que calmarían sus aguas con "21". Aunque esto no duró mucho, porque luego tocaron "I Am In Command", la que generó un increíble pogo que sorprendió hasta al propio Waters.

Con "The Trend" terminaron de mostrar que su sonido esta noche iba a ser perfecto, nítido, puro hasta que... sonó "Alison Hell". Si, probablemente todos hubieran pensado que este tema seria el que mejor impactaría porque es EL HIMNO de la banda, pero no fue así, ya que la guitarra de Dave Padden no sonó prácticamente en toda la interpretación. Mas la gente disfrutó de esta composición igual, y todos terminaron contentos.

Para los bises quedarían "Stonewall" y "Shallow Grave", con una intro de "Hells Bells" de AC/DC; pero esto no modificaría en nada lo antes ocurrido por lo que solo fue para darle dos alegrías mas a sus eternos fans.

De este modo, pasó Annihilator nuevamente por nuestro país, prometiendo volver en uno o dos años con nuevo disco. Y nos mostraron que esta banda probablemente podría haber sido parte del famoso Big Four...

Gracias a Lucía Chiarenza por su gentileza para con nuestro espacio!

Crónica de los hechos a cargo de Vincent O'Brien, para OXIDO.-
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario