martes, 10 de marzo de 2020

MGLA + Demiurgo en Uniclub, parte 2 (7 de marzo de 2020)


Sábado 7 de marzo, un día tranquilo para asistir al reducto Uniclub, en Balvanera, para ver por
primera vez en Argentina la visita de los polacos Mgla, en el marco de su gira "Age of Excuse". Una
opción distinta, ya que estamos por un lado acostumbrados a recibir una y otra vez bandas que se
repiten, y por otro a veces suelen visitar estos lares algunas perlitas, éste es el caso de Mgla.

Al igual que sus compatriotas Batushka, quienes visitasen en el 2018 el país, este proyecto
proveniente de Cracovia, mantiene en una total intriga la identidad de sus miembros. Según
palabras del vocalista Mikolaj Zentara, Mgla no pretende difundir una imagen o nombrar sus
canciones como cualquier otra banda; lo importante según Mikolaj, es difundir y hacer que la música de Mgla se expanda a los oídos y gustos de la escena.

Aunque convengamos que la imagen es particular, porque ellos suben al escenario con los rostros totalmente cubiertos con una máscara de tela negra, buzo encapuchado y camperas de cuero (imaginen un 7 de marzo con 31 grados de calor en Buenos Aires), esta gente lleva a cabo su
presentación con total profesionalismo.

Arribamos al Uniclub alrededor de las 20:30 hs., con cierto retraso, pero llegamos mientras
terminaba su set la segunda banda soporte Nuclear Sathan, ya había pasado Polución Social.
Obtuvimos buenos comentarios de ambas performances considerando que las dos bandas tienen
una corta trayectoria en la escena.

Luego de unos minutos de arreglos fue el turno del soporte principal, Demiurgo. Y ya se preveía lo que vendría, Demiurgo ofrece una puesta en escena con máscaras cubriendo los rostros de los músicos ocultando sus identidades, tocando un Black Metal que sonó bastante bien; siempre tenemos que decir como comentario negativo en todas las presentaciones de shows internacionales, el poco interés en que una banda local suene bien: había cierta saturación en todos los instrumentos. Al margen del sonido, debo destacar que los chicos hicieron funcionar muy bien su momento sobre el escenario y ofrecieron una buena antesala al número principal, su Black Metal es intenso; hasta incluso rememora al áspero Black polaco. Para el último tema subió como invitado el vocalista Dany Tee (Seelenmord-Acathexis), quien aportó su poderosa voz para realizar un cover (si me equivoco corríjanme) de Dissection, ”The Somberlain”, salvo que al principio nuevamente los problemas de sonido hicieron que no se escuchase nada desde el micrófono, pero luego sí se pudo apreciar. Fue una muy buena presentación de los de zona Sur, reivindicando una vez más que, aunque pocos, la escena extrema argentina está siempre vigente y constantemente aparece un nuevo proyecto que transita una vereda apartada de lo común. Espero volver a verlos en otras presentaciones, porque merecen su lugar y sin dudarlo son músicos ideales para eventos como el Obscene Extreme.

Bien, finalizada la presentación de Demiurgo, tras esperar unos 40 minutos, entre los que se
hicieron las pruebas de sonido pertinentes al caso, a las 22 hs. como estaba planeado, llegó el turno de la banda polaca.

Se abrió el telón, las luces estaban tenues y el ambiente con humo, el cuarteto a cara tapada hizo su aparición sonando "Exercises in Futility I"; para abrir el espectáculo que comenzó demoledor.

Debo decir que la puesta en escena de Mgla funciona muy bien: la imagen con los rostros
cubiertos y la parquedad (como toda banda polaca) son una excelente combinación, lo único que pensaba era en el calor que debería tener esa gente con tanta ropa puesta (risas!). Luego llegó el momento de "Exercises in Futility IV"; y comenzaron los primeros pogos de la noche, que se sostendrían luego durante todo el concierto.


La banda suena muy bien en vivo, el sonido es un macizo golpe al cuerpo, demarcado desde las
bases de la batería a cargo de Darkside y el incesante repiqueteo del bajo de The Fall. Luego
tenemos las notas de EVT en la guitarra y la potente voz de M. Incesantes e incansables, los
músicos descargaron su oscuridad polaca.

Pasaron temas como "Mdlosci II", "Exercises in Futility II"; o la intensísima "Age of Excuse III", que deleitaban al público presente, se vivía el concierto con mucha intensidad desde el momento que comenzó. El ascenso de Mgla en la escena extrema fue de menor a mayor tras la salida en 2015 de "Exercises in Futility", un disco que tuvo muy buena crítica en los medios especializados, y ello sumado a su particular forma de presentarse en público.


La noche continuó con "With Hearts Toward None VII", y "Exercises in Futility VI".
El Uniclub estuvo contó con una buena capacidad de gente, casi a tope; digamos que estaba lleno pero no apretado, y eso que hacía mucho calor. Y contamos que desde el segundo o tercer tema la gente ya estaba en plena descarga sónica agitando las cabezas, estrellándose uno contra otro y viviendo el momento a pleno, me llevo la impresión de que a todos les gustó el espectáculo; es que considero fue una presentación muy contundente como hacía mucho no veía. El show fue concreto, comenzaron a tocar, solo pararon un minuto a la mitad para beber un sorbo de agua, y así
continuaron hasta el final cerrando con "Exercises in Futility V".

Casi una hora de show, como lo suelen hacer en todo sitio que tocan, y se retiraron del escenario con apenas un ademán de saludo, solo el baterista Darkside se acercó a la gente a saludar. Pero esto es Black Metal, es lo que fuimos a ver y quedé muy conforme por lo que presencié.
La peste pasó por Buenos Aires!


La organización estuvo a cargo de Icarus Music, y el setlist fue el siguiente:
Exercises in Futility I
Exercises in Futility IV
Mdlosci II
Exercises in Futility II
Age of Excuse II
Age of Excuse III
With Hearts Toward None VII
Exercises in Futility VI
Exercises in Futility V



Reseña, fotos y videos: Luis Disanti, para OXIDO.-

lunes, 9 de marzo de 2020

MGLA en Uniclub, parte 1 (7 de marzo de 2020)


Fue en agosto del 2019 cuando se conoció la noticia, MGŁA, la banda Black Metal
polaca del momento, y una de las más importantes en la actualidad, confirmaba su
primera gira latinoamericana, incluyendo Argentina. Desde aquel entonces hasta el
sábado 7 de marzo de 2020, las cosas no podrían haber salido mejor para los oriundos
de Cracovia. A su carrera ascendente se sumó la salida del álbum “Age of Excuses”,
aclamado por la prensa y por los amantes de los géneros más extremos. Sin dudas
fue el espaldarazo que los dejó frente al mejor momento artístico (y comercial) de su
carrera. En este contexto los encapuchados darían su recital en UNICLUB.

Minutos antes de las 22:00, con el recinto completo y un calor intenso, ingresan los
músicos al escenario con la imagen que los hizo famosos: camperas de cuero,
encapuchados y con una tela que les cubre la cara, todo de negro uniformado. Una
imagen cuanto menos inquietante.

La agrupación inicia el set con “Exercises in Futility I”; un par de minutos tardaron los
sonidistas en ajustar las perillas. Ahora si, en la segunda canción, “Exercises in Futility
IV”, estábamos en el óptimo.

Si algo caracteriza a MGŁA son los riffs épicos que se vienen acentuando desde el
imprescindible “Exercises in Futility” (2015). En el directo la batería con su doble
bombo y platillos, son un torbellino de sonidos ejecutados al extremo de la perfección.
El bajo más parecido a un instrumento del mal, emitiendo armonías de ultratumba,
envolventes, agresivas. Este combo así planteado redondeó un sonido brillante.

Inmejorable situación para la llegada de "Mdłości II", Black puro y rabioso sonando a un
pendejésimo de lo ideal. Cualquier amante del Metal debiera vivir la experiencia única
de escuchar música tan extrema y nítida al mismo tiempo. Semejante volumen de
poder sonoro resulta inmanejable a nuestros sentidos.

Se suceden los temas y suena “Age of Excuse II”, vitoreada por el público, que
naturaliza la imagen hipnótica que exhiben los polacos, desatando pogo para algunos,
alegría para otros, y satisfacción para todos.

Con la llegada de “With Hearts Toward None VII”, nace el momento cumbre y mágico
de la noche, navegando entre lo abrasivo, con tintes atmosféricos y una propuesta en
vías de ser pulida y perfeccionada. Representa el exponente por excelencia a la hora de
encontrar un hilo conductor entre estos dos mundos. “With Hearts…” es sin dudas
una de las obras maestras del Black Metal del nuevo milenio.

Finalmente, y luego de poco menos de una hora, habiendo tocado todos los temas de
corrido, la banda levanta sus brazos y sin mediar palabras se retira del escenario. En
su mejor momento, el evento había concluido. Quedaron ganas de algo más, sin
embargo, mis oídos contradecían estos deseos.

El show de MGŁA dejo mucho más que un evento memorable: nos reveló los caminos
en los que circunda actualmente la vanguardia del Black Metal: estética, composición,
líricas, actitud, etc. Algo único de apreciar a tiempo real, por lo menos en estas
latitudes.

Organizó: Icarus Music Argentina.

Cobertura y foto: José M. Aicardo, para OXIDO.-

domingo, 8 de marzo de 2020

IORIO en Auditorio Oeste, sábado 29 de febrero de 2020


La cita, el sábado 29 de febrero por la noche. El lugar, Auditorio Oeste, en la localidad de Haedo (Morón, Buenos Aires). Motivo, se llevó a cabo la primera presentación del año del ex -V8, ex -Hermética, ex -Almafuerte, y actual solista: RICARDO IORIO. Como banda invitada, fue de la partida Chewenche; la cual, debido a mi ingreso tardío al reducto, no pude apreciar más que su último tema, una poderosa versión de “Cacique Yatel”, tema del disco “Iorio y Flavio”, obra en conjunto de Ricardo Iorio y Flavio Cianciarulo, grabada en 1997.

Con un line up integrado por Alejo León (guitarra), Rubén Martínez (guitarra y coros), Walter Martínez (batería), Facundo León (bajo) y Joanna Gieco (teclado), la banda irradia frescura y talento; y cumple con creces su función, la de acompañar al personaje más importante del Heavy Metal argentino.

Siendo las 21:45 horas, el principal referente del Metal criollo subía a las tablas. Sería “A vos amigo“ (tema de Almafuerte, la última banda que integró antes de embarcarse definitivamente en su carrera solista) el elegido para abrir la noche.

Un Iorio que ya pasó los treinta años de historia en el Heavy vernáculo y en ese lapso ha cosechado muchos fans, como también detractores; y pese a que ya no es el mismo de antes (porque el tiempo ha pasado para él, como para cualquier persona), al interpretar esos himnos del Heavy Argento, genera nostalgia y revive gratos recuerdos, para aquellos que crecimos escuchando sus bandas.

Ricardo anuncia “esta noche es triunfo en el oeste”, para darle paso a “Triunfo”, de Almafuerte. De esa banda, también pasaron: "1999"“Homenaje”, “Sé vos”, ”Toro y Pampa”, “El Visitante” y “Convide Rutero”; y el tan festejado “Buitres”, de aquél primer registro de Almafuerte, “Mundo Guanaco”, disco próximo a cumplir las bodas de plata.

Hablando entre tema y tema, y con un palo que terminaba en forma de horqueta, haciendo las de pie de micrófono, Iorio dijo “son temas míos y los hago como quiero”, para darle paso a “Desde el Oeste” (Hermética) en una version bien Heavy. De “La H” pasaron también: “Yo no lo Haré”, y la banda sin Iorio, revivía el tema instrumental “De Pismanta a Bauchaceta“. Cerca del cierre, pudimos oír “Tu Eres su Seguridad”.

El calor se hacía sentir, y el lugar estaba lleno en su capacidad. Entre tema y tema, el público coreaba su ya clásico "ole le le, ola la la, Iorio es lo más grande del Heavy nacional”.
El mencionado fue más atrás en el tiempo, no sin antes decir: “éste lo hice cuando tenía 16,17 años”, y se despachó con “Voy a Enloquecer” (V8); y quien más indicado que él, para rememorar esas canciones. También de V8, pudimos oír “Cautivo de un Sistema”.

Un solo de batería a cargo de Walter Martínez, quien compartió con Ricardo en el pasado, las filas de Almafuerte. Aparte de eso, es un viejo conocido del Metal argentino, ya que desde 1988, asomaba en la escena junto a su hermano Rubén, con la banda Vorax.

Momento de guitarrear, a cargo de Alejo León, un joven al que no le queda grande la camiseta de guitarrista de Iorio. Solo en el escenario, y con la gente cantando, se despachó con: “Olvídalo y Volverá por Más” (Hermética), letra más vigente que nunca.

Pudimos escuchar uno de los últimos registros que grabó Iorio, siendo versionado en vivo. “Ojalá toquemos el corazón de alguien”, dijo; y se despachó una versión en castellano del tema “Morir al Lado de mi Amor”, el cual es original del artista griego Demis Roussos. Sí sí, leyeron bien, Iorio hace una versión de un artista griego. Ya reversionó en lengua castellana a los suecos Roxette, a los galeses Budgie y a los ingleses Black Sabbath.

Llegaría “Mi Credo” y el emotivo “Unas Estrofas Más”, para ir “arrimando la tranquera”, frase acuñada por Ricardo en el pasado (la cual recordaran los fans), cuando ya sus recitales iban llegando al final.

Un Iorio que logra robarte una sonrisa y transportarte a tu adolescencia, con piezas que son de su autoría, más allá del cover que mencionamos párrafos antes.
Un Iorio que no necesita tributar ni homenajear a nadie, sino que él mismo mantiene su propia leyenda.
Un Iorio que se amigó con su historia.

Habiendo pasado ya los cuarenta años en la música (recordemos que su primera banda fue Alarma, a finales de los 70’s), Iorio ya no necesita probar ni demostrar nada, solo necesita continuar en vigencia y seguir manteniendo encendida la llama del original Heavy Metal Argento.

Cobertura: Iván Marchesani, para OXIDO.-
Fotos: Eusebio Caballero.-

jueves, 23 de enero de 2020

HUGO, VELOCIDAD 22, TRAIDOR, CARAVACA y KIMERA en Mvseo Rock, sábado 18 de enero de 2020

Siempre es un placer asistir a eventos donde participan estos músicos que mantienen vivo el espíritu del HORCAS original (y único!), y que contrastan diametralmente con los funestos personajes que han usurpado el nombre de la banda de Osvaldo Civile desde hace tantos años. Ese fue el motivo principal de nuestra concurrencia el sábado 18 de enero a Mvseo Rock, el local sito en Avenida Rivadavia al 11.011, en el porteño barrio de Liniers.

Cuando llegamos, alrededor de las 19:30 horas, ya había tocado la primer banda, KIMERA, y se aprestaba a hacer lo propio la segunda, CARAVACA, un combo de Hard Rock bien duro, a lo Motorhead. De hecho, entre sus interpretaciones pudimos escuchar el mega clásico "Ace of Spades", muy correctamente ejecutado. Los integrantes de CARAVACA son Fernando Vigorito en guitarra, Santiago Manta (también bajista de la banda principal de la noche) en bajo, Javier Figueroa en voces, Santiago Pedro en guitarra y Diego Soto en batería. Cumplieron su performance en medio de los aplausos de los presentes; aunque a esa hora, desgraciadamente el público no era demasiado numeroso.

Tras CARAVACA, subieron al escenario de Mvseo los integrantes de TRAIDOR, un trío de Heavy Argento clásico y contundente, con toques Speed en sus temas. TRAIDOR está compuesto por Antonio Ardizon en bajo y voz, Adrián Zucchi (también integrante de HUGO) en guitarra, y Gustavo Retamozo en batería. Se trata de una banda francamente legendaria, con casi veinticinco años de existencia, a lo largo de los cuales han editado solamente dos larga duraciones. Mucha fuerza en las composiciones, y un estilo simple y directo que fue muy bien recepcionado por la gente.


Luego fue el turno de la penúltima agrupación de la noche, la gente de VELOCIDAD 22, un poderosísimo quinteto de Heavy Metal tradicional con toques de Rock Pesado y muchísima adrenalina para transmitir. A la gente le gusta mucho esta propuesta, VELOCIDAD 22 es una banda que cae muy bien en el público, y ellos entregan hasta la última gota de sudor sobre los tablados.
Paul Divano en voz, Lucho y Yulian en guitarras, Germen en bajo y Pala en batería son quienes la integran. La agrupación cuenta con dos álbumes oficiales de estudio, por los cuales hicieron un repaso durante su actuación. El cierre fue con una pasional versión de un clásico de Riff, "No Detenga su Motor". Muy bien por ellos.

Finalmente, pasadas las diez de la noche, y ante una aceptable concurrencia (teniendo en cuenta que es el mes de enero, infernal en Buenos Aires, y que vivimos en una época durísima para todos desde lo económico), el nuevo proyecto de Hugo Benítez, HUGO, tomó por asalto el escenario de Liniers.
Quienes acompañan a Hugo en esta aventura son otros dos ex integrantes del mejor y único Horcas, el de las primeras épocas: el siempre eficaz Gabriel Ganzo en batería y Adrián Zucchi (quien formara parte de Horcas durante el año 1989, y que ha ganado hoy en día un inédito y merecido protagonismo) en guitarra. El único integrante sin pasado en Horcas es Manta, a cargo del bajo y con una lesión en un tobillo que lo obligó a tocar sentado durante toda la noche.


HUGO nos deleitó con su interpretación de varios clásicos de los dos primeros discos de Horcas, obviamente los mejores. "Reinará la Tempestad", "Cosas Enfermas", "Desangren" (Hugo lo presentó como uno de los temas menos tocados en vivo, aún en épocas de Osvaldo Civile); "Reviviendo las Huestes", "Ardiendo en Llamas" (Con Paul Divano de Velocidad 22 y Darío García de Metaluria como invitados), "Devastación", "Violados y Devorados", "La Fuerza del Mal", "Muerto en la Calle" y el cierre con "Solución Suicida" (Con el Turu Paredes cantando a dúo). En medio de esto, Hugo se dio tiempo para anunciar su próxima placa de estudio, a ser lanzada por el sello Pacheco Records, de la cual adelantó dos nuevas composiciones: "Ultra Thrash" y "Missile". Ambas muy bien recepcionadas por los presentes.

El grupo sonó ajustado y con notable ensayo. La base Ganzo / Manta es un verdadero motor, y la guitarra solitaria de Zucchi se las arregla para que las canciones no pierdan poder en ningún momento. Hugo, por su parte, se mostró sumamente comunicativo con el auditorio, tal cual es su costumbre, y se encargó de dejar una serie de mensajes e ideas l@s cuales compartimos plenamente.


Siempre es un inmenso placer asistir a fechas como éstas, organizadas a todo pulmón por Pacheco Records y por Cero Ganancia, en las cuales se respira el encantador aroma del under. Hugo Benítez es sin dudas un prócer de nuestra escena metalera nacional, como también puede decirse lo mismo de Gabriel Ganzo, quien lo ha acompañado en varios de sus proyectos a lo largo de los años.
El sonido del lugar fue muy correcto, contando también con un buen juego de luces.
Esperemos poder seguir disfrutando durante mucho tiempo del arte de estos músicos ya legendarios, acuñados a fuego en una marca indeleble de fuerza, sacrificio, lucha y perseverancia.
Larga Vida al Metal Argentino, pero por sobre todo, a músicos francamente honestos como éstos!!

Cobertura, fotos y videos: Javier Parente, para OXIDO.-
      

viernes, 27 de julio de 2018

HARPOON en Bar Cultural Los Indios, Chivilcoy, Bs. As., 21/7/18


La gente vinculada a este blog / programa radial, siente desde siempre una gran simpatía por la banda oriunda de José C. Paz, HARPOON. Con más de veinte años de trayectoria sobre sus espaldas, estos músicos saben muy bien lo que es recorrer escenarios a lo largo y ancho de la provincia de Buenos Aires (y también del país). Tres álbumes de estudio y uno en vivo (también editado en formato DVD) acreditan su poder sobre las tablas. Ya habían visitado nuestro programa radial hace unos ocho años atrás, y siempre quedaba esa espina de poder verlos tocar en nuestra ciudad, donde cuentan con un buen número de seguidores. Gracias a la organización de la gente de Maldito Festival, finalmente este hecho pudo concretarse. La cita fue en el Bar Cultural Los Indios, ubicado enfrente de la plaza céntrica.

Chivilcoy es una ciudad extremadamente frívola y superficial, con muy poca gente afecta al Heavy Metal. Pero de los que hay, a la mayoría les gusta el sonido Argento de HARPOON, de modo que supusimos que la noche iba a contar con un buen marco de público. Y no nos equivocamos. Además, mucha gente que no reside en el lugar se hizo presente para acompañar a los músicos.

Hubo cuatro bandas locales que tocaron previamente, de las cuales solamente pudimos apreciar a Como Las Cabras, un trío que entrega un sonido moderno y poderoso, claramente influenciado por bandas noventeras. Igual se animaron a un cover de Hermética, que cayó -por supuesto- muy bien entre los espectadores.

Pasadas las 2:00 de la mañana, y ante un local colmado (unos cien espectadores, ya que el reducto es pequeño), HARPOON tomó el escenario, arrancando su performance con "Marginal", desatándose un infernal pogo desde el primer minuto. Luego se sucederían títulos de todas sus placas, entre los cuales estuvieron "Grito de Rabia", "Bastardos", "Bombas que Caen", "Choque de Cuernos", "Mi Espíritu", "Una Señal", "El Ritual"; además de los covers "Cautivos del Sistema" (V8), "Ojo Animal" (Riff) y "Desde el Oeste" (Hermética), siendo éste último el tema de cierre.



La banda sonó poderosísima, como siempre que la hemos visto, y no han sido pocas veces. Ajustada, compacta y con mucho ensayo encima. El sonido del lugar podemos decir que fue correcto, máxime teniendo en cuenta las características -y las dimensiones- del mismo.

Intensa participación de la gente!
El público se comportó muy bien, sin perder en ningún momento su euforia e intensidad. No hubo incidentes que lamentar, pese a la virulencia del pogo desatado. Quedamos sorprendidos por tan buena respuesta en un lugar tan difícil como Chivilcoy, que viene siendo una especie de paraíso de la cumbia y de la ignorancia, obvios sinónimos. Los artistas demostraron a las claras que su sentimiento fue el mismo, abandonando muy contentos el tablado luego de saludarse con casi todos los presentes, en medio de un clima de fiesta.

Los músicos muy felices tras el show!
Obviamente esperamos que otra visita de los nativos de José C. Paz se produzca pronto, como así también de otras bandas por el estilo; máxime ahora que sabemos que no todo está perdido y que aún nos quedan esperanzas, pese a residir en la Capital Nacional del Aburrimiento. Salud y muchas gracias, HARPOON!!

HARPOON personal:
Ramón Duré - Voz
Alejandro Burgos - Guitarra
Rafael Florentín - Bajo
Hernán Sanmartín - Guitarra
Daniel López - Batería

Comentario y fotos: Javier Parente.
    

lunes, 13 de abril de 2015

TIERRA SANTA en Uniclub, 11 de abril de 2015


Segunda presentación de los riojanos TIERRA SANTA en Argentina, más de una década después de la primera. Aquélla vez habían estado en El Teatro, tras la salida de su sexto disco, "Apocalipsis". Tras ello, mucha agua corrió bajo el puente para estos españoles, incluyendo un parate entre los años 2008 y 2010.

Desde nuestra humilde óptica, los últimos álbumes habían supuesto un cambio en el estilo de TIERRA SANTA, adaptando su sonido Heavy Metal hacia un Hard Rock más melódico y menos filoso. Pero por supuesto, estábamos convencidos de que en vivo, la banda sonaría tan pesada y compacta como antes de dicho cambio. Y no nos equivocamos.

Llegamos al Uniclub, un local que no conocíamos excepto de nombre, ubicado a un costado del Abasto de Buenos Aires, sobre la calle Guardia Vieja, a eso de las 20 horas. Al ingresar notamos de inmediato dos cosas: que el escenario estaba ubicado de espaldas a la calle, o sea al costado del ingreso, como en el extinto Hangar de Liniers; y que probablemente no iba a ser el lugar adecuado para el show, porque faltando una hora para que subiera la banda principal, ya casi no cabía nadie más.

Alcanzamos a ver el último tema de Patán, "El Auténtico Patán", los cuales nos impresionaron mejor que otras veces que los hayamos visto, con un sonido realmente óptimo.

Tras ellos, y con escasa pérdida de tiempo, apareció Renacer, la banda comandada por Christian Bertoncelli, quienes interpretaron una media docena de canciones. No estuvo aquí el sonido a la altura de las circunstancias, especialmente en cuanto a la voz de Christian, que salía bastante baja, siendo en muchos momentos tapada por los instrumentos. Y si en una banda en la cual el más destacado es el cantante a éste no se lo escucha bien, es obvio que la actuación se va a ver un tanto opacada. Pero por supuesto, la calidad de Renacer es alta, y por lo tanto salieron airosos del compromiso.

A eso de las 21 horas, con un local abarrotado y desbordado, comenzó la performance de los hispánicos. Incómodamente ubicados en las vallas, pero dispuestos a resistir allí, nos bastaron los primeros treinta segundos para darnos cuenta de que TIERRA SANTA sigue siendo TIERRA SANTA, pese a las palabras descreídas de antiguos fans que no comulgan con las últimas grabaciones.

Hoy en día la banda está constituída por dos miembros fundadores: el vocalista y guitarrista Angel San Juan, a quien tuvimos oportunidad de entrevistar hace días atrás, y el bajista Roberto Gonzalo. Junto a ellos, el baterista David Karrika, el tecladista Juanan San Martín y el integrante más reciente, el violero Eduardo Zamora. Precisamente a éste último le ha tocado la misión de reemplazar a otro miembro fundador, cual Arturo Morras. Y claro está que ha aprobado con creces el exámen.

El setlist elegido por los músicos se basó, como era de esperarse, en canciones de distintas épocas, varias de ellas regrabadas en su última producción discográfica, "Esencia". De tal modo, pasaron grandiosas piezas como "Apocalipsis", "Mi Nombre Será Leyenda", "La Sombra de la Bestia", "Juana de Arco", "Caminos de Fuego", "Pegaso", "La Momia", "Nerón", "Legendario" o "La Canción del Pirata", entre otras. Señores: no cabe duda de que estos temas están entre los mejores que se hayan creado dentro del Heavy Metal cantado en castellano.

Como les contábamos, nos pareció que el Uniclub no debió ser el lugar elegido para el show, pero a favor del local del Abasto debemos decir que TIERRA SANTA sonó realmente bien allí adentro. Lo bueno fue que tanto abarrotamiento de público contribuyó a crear un gran microclima interno, y lo malo fue que en otro lugar seguramente hubiésemos estado todos más cómodos (Inclusive los artistas, claro).

La performance de todos en el escenario fue buenísima. La banda funciona como un todo, no es un puñado de músicos virtuosos brillando cada uno por su lado. Angel San Juan es, por supuesto, quien ejerce el liderazgo, y en su voz y carisma se apoya buena parte de la propuesta del grupo. Tras él se encolumnan todos: Roberto Gonzalo es una enorme bestia de las cuatro cuerdas, transmitiendo pasión y fiereza en cada nota (Encima era al que más cerca teníamos, a menos de un metro). Juanan San Martín aporta excelentes climas con su teclado; David Karrika es un baterista poderoso, un motor para los temas; y finalmente Eduardo Zamora asume con simpatía y buena onda la responsabilidad de reemplazar a Arturo Morras: es un violero con muy buena técnica, y se hizo notar sobre el tablado. Chocó con el contratiempo de que se le cortara una cuerda cuando faltaba poco para el final. Fue en ese bache que Angel aprovechó para dialogar un poco con la gente, contando inclusive algún chiste, cosa que aclaró "no eran su especialidad"...

Fueron veinticinco títulos el total de los interpretados anoche, disfrutando a pleno la gente, prácticamente de principio a fin. No faltaron los reclamos de canciones no tocadas ("Drácula" se llevó el palmarés en ese sentido), pero tratándose de una banda con tantísimas excelentes composiciones como lo es TIERRA SANTA, es más que lógico que muchos temas de primera línea quedaran afuera. De todos modos, el acompañamiento de la gente fue intensísimo, coreando y cantando casi todos los temas, ofreciendo una inmensa calidez a los músicos.

A la salida, tuvimos oportunidad de dialogar unas pocas palabras con el líder, e inclusive pudimos tomarnos una foto con él. Cabe destacar su buena predisposición para charlar un rato con la gente y detenerse para las fotos, siendo que entre los fans que lo esperaban, había varias señoras (supuestamente bajo efectos etílicos), desaforadas y completamente fuera de foco. Bien por el artista, ignorando estas ridiculeces.

Para concluír: Uno de los mejores conciertos que hayamos visto en los últimos tiempos. La mejor prueba de esto es lo que mencionábamos más arriba: estuvieron a la altura de su anterior vista, la del año 2004, y eso no es poco decir, porque en aquél momento asistimos al mejor show de Metal en castellano de nuestras vidas!

Muchas gracias a Diego Perri, encargado de prensa, y a la gente de la productora Hellnoise, por su gentileza para con nuestro medio!

Comentario y fotos: Javier Sebastián Parente, para OXIDO.-

lunes, 7 de julio de 2014

DEMOLICION: Reviviendo el espíritu de BLOKE


Homenaje a Bloke - 30 años de "Demolición"
Gier, 10/05/2014

En los ´80 muy pocas bandas lograron llegar al vinilo. V8 fue la más exitosa, pero también hubo otras como Hellion, Thor, y por supuesto, Bloke. Como sucede en muchos casos, lamentablemente Bloke no logró darle continuidad a su propuesta, separándose después de un disco que hoy es considerado de culto: "Demolición". Se cumplen treinta años de la edición de aquel mítico LP, y también coincidiendo con una nueva reedición en CD, Marcelo Simoni (guitarrista fundador del grupo) preparó junto a un puñado de músicos un auto-homenaje a su vieja banda. Quienes lo acompañaron en esta ocasión fueron Miguel Angel Oropeza (KAMIKAZE) y Jorge Chiossoni (MALACARA) en guitarras; Omar Saavedra (MALACARA) en bajo, Charly Coria (MAN IN PAIN) en la voz, y Pablo Daniel Mendez (OTHER SIDE) en batería. Como se ve, todos músicos de destacada trayectoria dentro de la escena local.

La cita fue en Gier, un lindo local ubicado en el barrio de Colegiales.

20:30 arribé al lugar, no pudiendo presenciar la actuación de Témpano, quienes ya habían tocado.

A las 21 en punto  y con el antro a pleno, la música introductoria del cañon de Pachelbel nos anunció lo que se venía. Los seis músicos tomaron el escenario y arremetieron con "Demolición (Mental)". Creo que para muchos era la primera vez que escuchábamos un tema de Bloke en vivo, y se notaba la emoción del público. Seguidamente siguieron "Antes del Fin", "Paraiso Infernal",  "Listo a Matar" e "Identidad Real", es decir el lado A (lado Heavy) en el mismo orden del disco original. El sonido era más que bueno y la solidez de los músicos está fuera de discusión.

Y como sucedía antaño, luego de escuchar el lado A uno debía hacer una pausa para sacar el disco, darlo vuelta y poner el lado B. Justamente algo así sucedió aunque de manera figurada, claro está. Terminados los primeros cinco temas, Marcelo Simoni dijo unas frases de agradecimiento, a lo que seguidamente Fabián de la Torre, editor del Fanzine Metalica, organizador del evento (a quien le agradecemos por su permanente gentileza!) y por cierto, fanático empedernido de Bloke (también es responsable de la edición en CD), subió al escenario a decir algunas palabras alusivas, sobre todo recordando viejas épocas donde escuchar música era todo un ritual, ya que había que patear para conseguir el disco, llegar a casa, ponerlo, darlo vuelta, etc., todas acciones que mucha gente jamás hizo por cuestiones de edad. También Fabián hizo referencia a lo difícil que era ser heavy en esa época, donde ya el sólo hecho de usar pelo largo y una campera de cuero, hacía a la persona que luciera de esa forma acreedora de un viaje a la comisaría. También subió a escena a dar su visión un fan de Rosario que conserva aún el carnet del "Ejército de Bloke" (¡y lo mostró!), como así también las cartas que intercambió con la banda.

Ahora sí, imaginariamente se dio vuelta el disco y pasamos a escuchar el lado B (lado Metal), con "La Fuerza del Metal", "No Esperen por mí", una muy festejada y pogueada "Bajo el Signo del Terror" y "Alma de Chacal". Obviamente no podía terminar todo allí y para los bises nos regalaron "Living After Midnight" de Judas Priest, y una nueva versión de "Demolición (Mental)", esta vez con Agustín Barbosa de Inmolador como vocalista invitado.

Y eso fue todo, así terminó el show, cortito pero emotivo.

Lista de temas:

Lado Heavy
-Demolición (Mental)
-Antes del Fin
-Paraiso Infernal
-Listo a Matar
-Identidad Real

Lado Metal
-La Fuerza del Metal
-No Esperen por mí
-Bajo el Signo del Terror
-Alma de Chacal

Bises:
-Living After Midnight

-Demolición (Mental)

Comentario: Santiago Bennasar, para OXIDO.-

domingo, 29 de junio de 2014

PARADISE LOST en The Roxy Live Bar, 13 de abril de 2014


A casi un año y medio de su anterior visita a estas tierras, el domingo 13 de abril de 2014 nos dirigimos al Roxy Live Bar, el coqueto reducto de Palermo, a ver una nueva presentación de los denominados "Padres del Gothic Metal", los oriundos de Hálifax, PARADISE LOST. La excusa en este caso era la gira del 25° aniversario de la banda, que se cumplió durante 2013. Los británicos editaron para la ocasión un álbum en directo, "Live at the Roundhouse". Este fue registrado en el Candem Roundhouse, a principios de noviembre del pasado año. Y era el léit motiv de este nuevo desembarco por estos lares.

Cuando ingresamos, previos saludos con la gente de la productora NWM, a quienes agradecemos por su permanente gentileza para con nuestro medio, estaba la segunda banda invitada sobre las tablas, Necrológica. Previamente había tocado Aniron, cuya performance no llegamos a presenciar.

El primer comentario acerca de Necrológica, que recogimos no bien entramos, fue totalmente negativo. Pero como somos gente terca, igual nos acercamos al escenario para llevarnos nuestra propia idea. Y nuestra impresión fue absolutamente diferente a la que habíamos escuchado un par de minutos antes. De hecho, la de Necrológica nos pareció una de las propuestas más innovadoras que hayamos escuchado en mucho tiempo, proveniente de bandas nacionales.

Se trata de un dúo (si, nada más que dos músicos!), conformado por Miguel Aguilera en bajo y voz, y por Franco Donatiello en batería. Lo de ellos es una música absolutamente experimental, muy complicada para definir. Por trazar un paralelo, nos acordamos de algunos temas de Abruptum, más que nada por cierta atmósfera diabólica emanada de los corpse paintings de los músicos y de las imprecaciones desgarradas de Miguel Aguilera, que nos hicieran recordar a aquél mítico y siniestro dúo sueco. Musicalmente, el bajo es el gran sustento del sonido de Necrológica, quienes finalizaron su actuación con un toque divertido -para desestructurar un poco, digamos- lanzando Miguel un disparo con un pistolón que arrojó cintas azules y plateadas hacia el público. Pulgar totalmente arriba para ellos!

Superado el momento de Necrológica fue el turno de Obscene, un cuarteto de Hard Rock bastante básico, mucho más acorde para telonear a Motley Crue o a Motorhead, que a PARADISE LOST. No nos agradó mayormente, quizás porque nada tenían que ver con el plato principal de la noche. Ejecutaron una versión del trilladísimo clásico de Blondie, "Call Me". En fin.

Finalmente, y ante una buena concurrencia de público, llegó el momento de los oscuros progenitores del Gothic Metal. Aquéllos que con su segundo disco, "Gothic", en 1991, crearon un estilo: el que mezclaba voces guturales masculinas con cristalinas vocalizaciones femeninas. Sólo ocurrió en aquél álbum, pero a partir de aquél entonces, los nativos de Hálifax comenzaron a reinventarse placa tras placa. Hasta nuestros días.

Uno de los puntos negativos (de los poquísimos) que notamos en PARADISE LOST, es que, teniendo una docena de grabaciones de estudio en su haber, con muchísimos temas excelentes, primordiales, generalmente los setlists no estén del todo bien elegidos. Y entonces nos privamos como público, de escuchar verdaderas obras maestras, para darle lugar a composiciones no tan perfectas. Esta vez, volvió a ocurrir.

Gregor Mackintosh es hoy, más que nunca, el motor y el alma de PARADISE LOST. El eximio guitarrista aporta no sólo su contundencia con las seis cuerdas, y su tan personal sensibilidad interpretativa, sino también la imagen central del grupo. Sin él, PARADISE LOST no podría existir. Sería un producto muy diferente.

Su compañero y co-líder, Nick Holmes, ha visto mermado un tanto su caudal vocal, en relación a anteriores presentaciones. O quizás simplemente no estuvo en su mejor noche. Tiene derecho, después de veinticinco años cantando en PARADISE LOST, a tener bajones. Igual, para nosotros, sin ser descollante su tarea, siempre aprueba.

El resto de los músicos acompaña en sus respectivos roles, y no podrían aunque quisieran, eclipsar en nada a los dos artistas antes mencionados. Sintetizando: PARADISE LOST depende casi exclusivamente de la dupla Mackintosh - Holmes, para brindar un gran espectáculo. Y aunque no estén atravesando su pinácculum, generalmente lo logran.

La gente acompañó como siempre, como en cada show internacional que se celebra en nuestro suelo, demostrando calor y pasión en cada tema interpretado. Y de eso los artistas extranjeros, siempre se dan cuenta. Y se llevan gratísimos recuerdos de nuestro país.

Un concierto más que hemos visto, el cual no quedará en la gloria de nuestros corazones. De hecho, es el peor que vimos de los británicos en Argentina. Pero igualmente les alcanza para superar a la mayoría de sus colegas en cuanto a calidad, eficiencia y sobriedad.

Setlist:



1) Mortals Watch the Day
2) So Much is Lost
3) Remembrance
4) Gothic
5) Enchantment
6) Faith Divides us - Death Unites us
7) Tragic Idol
8) Never for the Damned
9) Isolate
10) Say Just Words


Bises:


11) Rotting Misery
12) One Second
13) True Belief
14) Over the Madness
15) Erased

Comentario: Sylvia Pink.-
Fotos y videos: Javier Parente, para OXIDO.-

domingo, 4 de mayo de 2014

THE CASH en Club V, 12 de abril de 2014


Sábado por la noche, en el barrio porteño de Villa Crespo (más precisamente en Club V), tuvo lugar la primera presentación del año en Capital, de la ascendente banda local The Cash. Con la idea de asistir a una de estas manifestaciones artísticas “cara a cara” (en las que el trio interactúa con el público) que van a desarrollar este año por todo el país, allí nos dirigimos.

Cerca de las 21 hs., los invitados de la Costa Atlántica (San Bernardo, para ser precisos), Dr. Timothy, abrían la noche. Durante cuarenta minutos nos entregaron su sonido rock alternativo, con aroma a Grunge. Culminaron con una versión de “Rockin' in the Free World" (original de Neil Young).

Siendo ya las 22 hs. y con el local completo en su capacidad (en cuanto a espectadores permitidos de acuerdo a sus dimensiones), The Cash y su “rock efectivo” subían al escenario.

Una breve intro para ver si todo sonaba como debía, y Talbo Lobo (guitarra y voz), Gladys Balza (bajo y coros) y Max De Lucia (batería), daban inicio al set con: “Puedes Verme”, seguido de “Ya no me Importa”.

Con la buena onda que los caracteriza siempre, eligieron las canciones de entre toda su discografía, por lo que se escucharon algunas de los primeros discos: “Tiempo de Guerra” y “Calor”.
Entre otros fueron de la partida: “Naufragio”, “Tan Solo”, “Te vi”“Cada Día Más”.

Hubo oportunidad para oír algo del nuevo material, que saldrá a la venta en los próximos meses. Fueron: ”Más que Ayer”, “Destrocemos la Noche”“De Esta Manera” (del cual en los próximos días habrá un clip girando en las cadenas de television).

Ya para ese momento personas del público habían subido con la banda. Y lo harían algunos más posteriormente (creo que en el último título de la noche conté unos diez individuos, más los músicos sobre el tablado).

Para el final, entre cánticos de los presentes, los dos más esperados: “Un Lugar” y luego “Gozar”, con un final a puro descontrol, con Talbo desparramándose sobre la batería y gente por todo el escenario saltando y cantando. Disfrutando¡¡¡

Expectativas cubiertas tanto del trío como del público, en la noche que los Cash volvieron a Capital, y en la que no faltaron buenas melodías y diversión. He allí la efectividad de este rock.
.
Gracias a The Cash y colaboradores, por el siempre excelente trato para con este medio.

                                                                                
SETLIST:
.
Puedes Verme
Ya no me Importa
Tiempo de Guerra
Calor
Naufragio
A Veces
Más que Ayer
Tan Solo
Te vi
En las Noches
Pensando en vos
De esta Manera
Cada Día Más
Tu Perro
Destrocemos la Noche
Un Lugar
Gozar

Comentario e imágenes: Iván Marchesani, para OXIDO.-

domingo, 27 de abril de 2014

H.I.M., El Teatro Flores, 3 de abril de 2014


Primera visita de los fineses HIM a nuestro país, quienes ya cuentan con casi un cuarto de siglo de historia y una trayectoria más que respetable. Presentación por partida doble, jueves 3 y viernes 4 de abril, en El Teatro.
He aquí lo vivido el jueves.

Ingresamos al reducto, en el barrio porteño de Flores, cerca de las 20 hs., mientras los locales Obscene comenzaban su presentación. Problemas de sonido durante la misma, cosa con la cual la banda mostró su descontento. Aun así, nos entretuvieron durante media hora, cerrando con una versión del tema “Call me”, de los estadounidenses Blondie.

Tras una espera de más de cuarenta minutos, fueron subiendo a las tablas: Ville Valo (Vocalista), Mikko Lindström (guitarra), Mikko Paananen (bajo), Mika Karppinen (bateria) y Janne Puurtinen (teclado, sintetizador).
Y comenzaron a hacer lo suyo con “Buried Alive By Love”, e inmediatamente “Rip Out the Wings of a Butterfly”.

Hubo algunos inconvenientes de sonido al principio, pero lograron acomodarse. Mejor dicho, adecuarse. Que la voz de Ville se destaque, lo que implica que lo demás lo acompañe sin opacarlo. Y lo acompañan muy bien, le dan la seguridad para que se concentre en lo suyo. Y tienen su lugar para improvisar. Y si algún error o destiempo surge, más que nada desde la voz, fácilmente recuperan la línea, sin que se note demasiado. 

El teclado de Janne, que pasa a veces desapercibido, hace un excelente trabajo, al igual que el bajo. La guitarra alterna entre riffs y uno que otro arreglo. No hay virtuosismo, pero eso no lo necesita una banda con canciones simples, pero que no aburren. Y Ville, cuando se inspira, más alguna ayudita de Janne, le dan romanticismo, emotividad y hasta melancolía a la cuestión.

Los de Helsinki fueron soltándose de a poco y prosiguieron con “Right Here in my Arms” y luego “The Kiss of Dawn”.
Momento de que Ville se cuelgue la guitarra (lo hizo en varias ocasiones) para “All Lips go Blue”, seguido de “Join me in Death”.

En mayor o menor medida, pudimos oír canciones incluídas en casi todo el material de estudio que el combo posee hasta la fecha. Sólo uno fue excluído. Hubo piezas de Greatest Love Songs Vol. 666 (1997), Razorblade Romance (1999), Love Metal (2003), Dark Light (2005), Venus Doom (2007) y su más reciente Tears on Tape (2013).

Uno de los más festejados fue “Your Sweet Six Six Six”, cargada de energía, la cual se mantuvo en “Passion's Killing Floor”  y llegó a su punto máximo en “Soul on Fire”.
Comenzaron a revertir eso, y fue el turno de uno de los más esperados: “Wicked Game“, el cual es original de Chris Isaak, pero HIM ya lo hizo propio, con una versión excelente.

Fueron también de la partida “Tears on Tape”, “Poison Girl” y la romántica “For You”.
El supuesto final fue con “The Funeral of Hearts”.

Regresaron para los bises, los cuales detallamos: “Into the Night”, “It's All Tears (Drown in This Love)” y la cautivadora “When Love and Death Embrace”. Y se retiraron.
Para dejar más enamorados aún a los fans, volvieron para regalar “Sleepwalking Past Hope”.

Dejaron una buena impresión y se llevaron lo mismo de la gran mayoría de la gente que asistió. ¿Por qué no vinieron anteriormente aquí? No lo sabemos. ¿Vendrán nuevamente? Es muy posible.

Y el público se fue muy feliz con el “six, six, six in yours hearts”, y este cronista, contento de haber visto un buen show.


Set list:
Buried Alive By Love
Rip Out the Wings of a Butterfly
Right Here in My Arms
The Kiss of Dawn
All Lips Go Blue
Join Me in Death
Your Sweet Six Six Six
Passion's Killing Floor
Soul on Fire
Wicked Game
Tears on Tape
Poison Girl
For You
The Funeral of Hearts

Bises:
Into the Night
It's All Tears (Drown in This Love)
When Love and Death Embrace

Sleepwalking Past Hope

Comentario e imágenes: Iván Marchesani, para OXIDO.-