Han leído nuestras coberturas:

martes, 28 de septiembre de 2010

69 EYES en El Teatro Colegiales, 24/9/2010

Vampiros. Se hablan muchas cosas sobre ellos, pero casi nadie dice que les gusta tocar rock casi tanto como beber una buena copa de sangre. Pero ¿como es el rock de vampiresco? La respuesta estuvo el viernes 24 de septiembre en el antro de Colegiales, donde unos 500 personajes (recalco lo de personajes) acudieron a la llamada de los chupasangres más glamorosos de Helsinki: THE 69 EYES.

Lejos del amaneramiento de modales, y del rancio abolengo que uno ha visto en vampiros del cine, estos cinco fineses son el estereotipo del rockero salvaje y callejero. Sus humildes comienzos estuvieron signados por un rock más sucio y ruidoso; luego sus pasos los llevaron a meterse de lleno en la escena gótica de finales de los 90's, para luego salir airosos de ese trance oscuro, no sin antes haberse llevado lo mejor del estilo; para volver a las fuentes ya engalanados con lo superlativo del gótico, y para rockear salvajemente de la manera más oscura.

Entonces ¿cómo definir esto? ¿Rock gótico? ¿Goth n´ Roll? No. THE 69 EYES hace rock a secas, esa es la esencia, todo lo demás es secundario. Pero por sobre todas las cosas, el grupo hace canciones, muy buenas canciones. Canciones tan buenas, tan pegadizas, tan rockeras y con tanto glamour, que si en lugar de haber nacido en Finlandia hubieran sido californianos, hubieran hecho caer el pelo de envidia hasta a los mismos Mötley Crüe.

"Back in Blood" es su nuevo trabajo, y vinieron a derrochar sensualidad y buenas composiciones, con la excusa de presentar este disco. Invitados a la velada fueron Devil 69, Fixión de Uruguay y Moonlight Asylum, de los cuales no tenemos registro, pero si pudimos apreciar a Satan Night's Out haciendo un Goth rock electrónico muy ruidoso; y a Chrysallis, agrupación de Goth Metal, que hicieron de las suyas en la previa de rigor.

Pasadas las 21:30 hs. se apagan las luces, se descorre el telón y los grititos histéricos de las féminas del lugar (que no serían una mayoría, pero peleaban codo a codo en cantidad con el público masculino) anunciaban de la presencia inminente de la banda de la noche. Y allí estaban en el escenario Jussi 69 acomodándose tras la batería, el sobrio Archzie ocupando el rincón derecho del escenario, Timo-Timo en la guitarra rítmica del lado izquierdo, y en el centro Bazie -el guitarrista principal-, con un look muy punk; más la estrella de la noche, Jyrki 69, que inmediatamente acaparó todas las miradas y todos los suspiros de la platea femenina.

Jyrki es un caso para analizar. Como cantante es todos y es ninguno, tiene tanto del difunto Pete Steele (de Type O Negative) como de Danzig o como de Jim Morrison, todo mezclado en una imagen a la Joey Ramone y sazonado con pizcas de Jerry Only de The Misfits... o hasta de Enrique Bunbury (!), pero son tantos personajes metidos en un solo cuerpo que termina no pareciéndose a nadie y ahí está su mérito. Jyrki es Jyrki y nadie más. Con su voz grave y profunda hizo caer bragas y humedeció entrepiernas femeninas sin ningún tipo de pudor.

La lista de temas estuvo a la altura de la banda, un hit atrás de otro, repasando los mejores momentos de su carrera, aunque sin llegar a sus primeros discos. Abrieron con “Back in Blood” y se desató la fiesta. “Don’t Turn Your Back on Fear” y el megahit “Dead and Gone” fueron un combo demoledor. A continuación, y para pisar un poco la pelota, “Gothic Girl” y la sensual “Lips of Blood”, para luego volver a levantar la temperatura con la muy glamorosa “Perfect Skin”.

THE 69 EYES puede no ser una banda masiva, pero todos los presentes esa noche conocíamos a la perfección cada canción que salía de los parlantes, cada estribillo era coreado hasta la afonía, y cada movimiento de Jyrki era seguido por agudos gritos provenientes en su mayoría del sexo débil.

En total fueron diecinueve de las mejores obras del grupo: “Christina Death”, Feel Berlin”, rabiosos Hard rocks como “Dead Girls are Easy”, “Never Say Die”, “Brandon Lee” o “Devils”. Para los postres “Framed in Blood”, “The Chair” (donde nunca en mi vida escuché gritar a tantas chicas a la vez); y para cerrar la ganchera, pegadiza y autorreferencial “Lost Boys” (algunos pedían desesperadamente “Rocker”), y fue el final.

Conclusión: un concierto perfecto, con sonido igualmente perfecto, luces adecuadas, unos músicos muy enganchados y con la mejor onda, un frontman que hace las veces de sex symbol y que emana glamour con cada movimiento, y las canciones más coreables y gancheras del universo, que invitan a seguir la fiesta en otro lado. Too much.

Tom Cruise, Brad Pitt, y todos esos vampiros maricones y atormentados nos mintieron. THE 69 EYES nos demuestran que un vampiro, además de ocultarse en las sombras, puede rockear como el mismo demonio y además ser un ganador con las minas. Señor Jyrki quiero ser como usted, afile sus colmillos y muerda aquí… justo en la yugular.

Gracias -una vez más- a Lucía Chiarenza y toda la gente de la productora 4G.
 
Comentó: Alien, para OXIDO.-
Fotos: Javier Parente.-

4 comentarios:

  1. Muy buena review...
    Que tal los chicos de Fixion?..
    Saludos gente!!..

    ResponderEliminar
  2. Hola Martín...!

    No los vimos, ni Alien ni yo... Entramos cuando ya habían tocado... :(

    Un gran saludo para vos!!

    ResponderEliminar
  3. Buenisimo gente!! Bandas komo estas son una buena kopa de sangre, espero podamos brindar kon ese trago una vez mas...saludos de Project Dead Brides, Horror Rock From Bs As City!

    www.Myspace.com/theprojectdeadbrides

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, retribuímos los saludos!!

    ResponderEliminar