Han leído nuestras coberturas:

lunes, 27 de septiembre de 2010

HYPOCRISY en El Teatro Flores, 24/9/2010



Otra de las bandas históricas que nos debía una visita vino a saldar su deuda. Peter Tägtgren, una de las megaestrellas del Death Metal europeo (si me permiten la exageración) se hizo presente con su banda HYPOCRISY, por primera vez el jueves 23 de septiembre, dejando un muy metálico sabor de boca y por sobre todo un intenso hedor a podrido.

Desde sus oscuros comienzos en la gélida Suecia, que esta banda no para de sorprenderme: eran los albores de la década del 90 y la agrupación lanzaba su disco debut "Penetralia", e inmediatamente estaban en boca de todos los que empezábamos a escuchar música extrema, como uno de los principales combos del circuito.

El lanzamiento de "Osculum Obscenum", un par de años después, no pudo menos que confirmar que estábamos ante una gran banda, con un impresionante futuro. La particular mezcla de brutalidad adornada por climas oscuros y partes rítmicas densas y fúnebres, le daba un toque diferente al grupo, que comenzaba a despegarse del pelotón de colegas del Death Metal del momento.
Luego de editar "Fourth Dimension", el grupo sufre cambios muy importantes que le dan otro enfoque a su música; asi nace "Abducted", uno de mis discos de Death Metal favoritos, y piedra fundamental para el sonido de HYPOCRISY en sus discos por venir, con unas letras volcadas enteramente a lo paranormal y a temáticas extraterrestres; tópicos que desarrollaron hasta el hartazgo en discos como "The Final Chapter", "Hypocrisy", o "Catch 22".

"A Taste of Extreme Divinity" es su último registro, y en el marco del tour de presentación de este trabajo hicieron -por fin-, una gira latinoamericana que los trajo hasta Buenos Aires. Los más acérrimos seguidores de la banda, de parabienes.

Bajo una discreta cantidad de público, que poco a poco fue llenando el recinto de Flores, alcanzamos a ver los acordes finales de Divine Intervention, grupo de Death Metal con reconocidos personajes de la escena vernácula (Facundo Gomez -El Cura-, ex Nequicia y mil etcéteras) que terminaba su última canción para cerrar con un cover de Carcass, que fue festejado con entusiasmo por los allí presentes.

Luego fue el turno de Diva Satanica, gente de Rosario, con una propuesta de Death Metal melódico que finalmente en la balanza no me terminó de convencer; quizás por el pobre sonido conque ofrecieron su show, quizás por falta de garra en la interpretación, o quizás porque no ví en sus canciones el gancho suficiente como para que me mantengan interesado.

Vector fueron los siguientes en la lista de invitados, con una interesante puesta en escena y una cuidada producción demolieron a mazazos nuestros tímpanos, con su Death Metal potente, rabioso y moderno, un sonido un tanto artificial pero contundente, que estaba apoyado por un volumen convenientemente alto. El cover de SYL redondea su propuesta, y se fueron muy aplaudidos.

La espera había terminado. Finalmente quiso el destino que recién en 2010, tuviéramos el honor de ver el show de una de las bandas más importantes y respetadas del Death Metal: HYPOCRISY.

Abrieron -como era de esperar- con “Valley of the Damned” y pegadito “Hang Him High”, de su nuevo disco “A Taste of Extreme Divinity”, dos tremebundas canciones que siguen en la línea de sus últimos trabajos: Death Metal a las chapas con violentas melodías y tormentas de blast beat. El comienzo fue inmejorable y dejaba paso a que los escandinavos entraran tranquilos en el terreno de los clásicos. La única falla fue el sonido, un poco bajo al principio. Las guitarras eran una lejana ilusión; estas falencias lentamente se fueron solucionando, salvo lo de las mencionadas violas que -si bien mejoraron-, nunca llegaron a brillar en la mezcla final.

El sample apocalíptico de “Fractured Millenium” hizo estallar una ovación, y le siguió “Adjust the Sun”, un clásico de “The Final Chapter” cuyo machaque final invita a la pérdida de la masa encefálica. “Eraser”, el hitazo de “Virus”, animó a la muchedumbre a corear la melodía y a enfrascarse en un pogo fraternal, abrazados saltando al ritmo de Horgh, gritando la letra con fervor: “There is no tiiiiime… no time to regret!”... Emocionante.

Escarbando en su propia prehistoria, se despacharon con “Pleasure of Molestation”, “Osculum Obscenum” (Deliré por un momento, o me pareció escuchar una partecita del riff de “Atachment of the Ancestors”??). La tribuna coreaba el saludo de bienvenida “olee olee oleee”, y los músicos parecieron sorprendidos gratamente antes de fusilarnos con “Killing Art”.

HYPOCRISY tiene un sonido muy definido, pero si caracteriza algo al trío (cuarteto en vivo) son sus canciones: o muy veloces o ultralentas. Y así sonaron varias de sus composiciones más densas, como “The Final Chapter” o “The Fourth Dimension”, música para que bailen los muertos vivientes, hermanados en una danza lenta y torpe, al compás de los ritmos más fúnebres.

En total, poco más de hora y cuarto de show, que terminó con “Warpath” y luego el megaclásico del Death alienigena: “Roswell 47”, cantado a rabiar por el respetable, y canción final antes de las promesas de un pronto regreso.

En suma, una cita obligada para todo seguidor del Death Metal clásico, y una asignatura pendiente para la banda, rendida esta noche con un 10 felicitado. Arruinado pero feliz, solo quedaba reposar los huesos luego de tanta brutalidad: “Que venga el sueño reparador o venga extraterrestre abducción”. A esta altura de la noche da lo mismo.

Nuestro agradecimiento -una vez más- a Lucía Chiarenza, de la productora 4G, por todo.

Comentó: Alien, para OXIDO.-
Fotos: Alien.-

2 comentarios:

  1. la verdad un recital de la concha de la lora (perdonen mi frances) lastima el sonido medio bajo (al lado de la valla no se escuchaba nada por lo que tube que alejarme un poco), el pogo re copado todos coreando como loco una maza. en fin una velada por demas de encantadora, ojala vuelvan pronto.

    ResponderEliminar
  2. Buenísimo que lo hayas pasado bien, Agustín...!

    Abrazos!

    ResponderEliminar