Han leído nuestras coberturas:

martes, 21 de septiembre de 2010

TAROT en El Teatro Flores, 18/9/2010



El pasado sábado 18 de septiembre estuvo la banda finlandesa TAROT -por primera vez y sorprendentemente– presentándonos un buen show en nuestro querido país, siendo más precisos: en El Teatro Flores de Capital Federal.

A dicha propuesta se le sumaron tres bandas soportes de diferentes estilos entre sí, las cuales fueron Dominus Inferi, After Dreams y Dhak.

La apertura de puertas fue totalmente puntual, como se había predicho: a las 18 hs. ingresamos al local de Avenida Rivadavia, y al poco tiempo aparece Dominus Inferi sobre el escenario. Esta banda practica un Metal Gótico / Sinfónico y cuenta con una vocalista, Karina Varela, muy virtuosa, que canta lírico; también una voz masculina principal, y se le sumaban dos chicas que hacían coros. El tema vocal, muy amplio como ven, fue lo que más destaco de la agrupación. Interpretaron canciones propias más un cover de Judas Priest, “Between the Hammer and the Anvil”. Esto me puso contento, ya que la mayoría de los grupos no se animan a tocar covers que no sean tan famosos, siempre suelen hacer los mismos, y es un poco cansador… al menos para mi. Tal vez deberían trabajar en hacer un poco más gancheras las canciones, ya que por momentos se hace un poco monótono, y si no sos muy fanático del género, se hace un tanto dificil de digerir.

Luego subió After Dreams, una banda de Power Metal. Estos chicos tocaron canciones propias más un segundo cover de Judas!: “Hell Patrol”. También nos entregaron “The Evil that Men do”, de ya saben quienes, de los mejores. Por ahí deberían mejorar un poco la pronunciación del inglés y también en los coros, ya que eran un tanto semejantes unos de otros. Podrían tratar de ser un poco más contundentes para lograr atrapar más al oyente.

Ahora le llegó el turno a Dhak, la veterana banda de los 80’s presentó un set un poco extenso, para ser teloneros. Al público al parecer le gustó bastante, ya que se mantuvieron siempre muy respetuosos aplaudiendo. La banda tiene mucha potencia en vivo, tocan el Heavy más tradicional pero ajustado a nuestros tiempos, lo cual le da más fuerza al combo del histórico violero Alejandro Roldán. Las guitarras tienen mucha presencia, los riffs son especiales para el headbangin', el bajo y la batería hacen una buena rítmica y la voz -al estilo Halford-, se adecua muy bien al estilo clásico de la agrupación. También destaco la presencia que tienen sobre el escenario, y la buena comunicación con el público.

Finalmente, a las nueve en punto, sube TAROT al escenario. Los finlandeses, conocidos principalmente por tener en sus filas a Marco Hietala –bajista de Nightwish, claro- estuvieron tocando por casi dos horas: cien minutos (siendo exactos) de buena música.

Marco se encarga del bajo y las voces principales, Tommi Salmela en samples y voces, Janne Tolsa en teclados, Zachary Hietala en guitarras y Peccu Cinnari en la batería.

La banda posee mucha técnica, yo los definiría como un conjunto de Metal melódico con tintes progresivos. Sonaron muy potentes, el papel que juegan los teclados fue muy importante y muy protagonista, hacen que la banda suena muy “llena”, y aumenta el sentido progresivo de la música.

También me gustó cómo se escuchó la guitarra, si bien creo que hay guitarristas mas virtuosos que Zachary, creo que llevó a cabo un gran trabajo con las seis cuerdas, y ejecutó muy buenos solos: veloces, usando técnicas como el sweep picking con suma facilidad.

Pero lo que más quiero destacar es la vocalización de Marco: se lo pudo oír siempre perfecto, tiene una voz limpia muy poderosa y versátil, capaz de alcanzar tonos muy altos como muy bajos, es impresionante como canta este hombre… lo que usted escucha en el estudio, lo va a escuchar tal cual -sin diferencias-, en vivo. Su colega en voces -Tommi-, canta la mayor parte de los temas con él, pero Marco tiene un poco más de protagonismo. La voz de Tommi es similar a la de Marco, hasta por momentos da la sensación de que quisiera imitarlo… Mas allá de que lo haga o no, creo que es un muy buen cantante también, aunque prefiero a Marco. Hubo una canción que fue cantada solo por él, donde Marco se encargó solamente de tocar su bajo.

Otro buen punto a destacar: para finalizar el show, hicieron una especie de tributo a Dio. Marco dijo unas palabras en honor a este prócer -lamentablemente fallecido- del Metal, con la idea de rendirle un humilde homenaje. Interpretaron “Kill the King”, de Rainbow. Y ahí se dio por terminado el show.

Fuera del aspecto musical, cabe decir que Marco Hietala tiene demasiado carisma, y se llevó la ovación de los presentes constantemente, quienes cantaban su nombre y el de TAROT, y lo aplaudían todo el tiempo. Ante tanta aclamación, se ponía muy contento y nos agradecía. La comunicación con el público fue continua, sinceramente son muy buena onda estos tipos… no solo Marco, todos los integrantes de la banda. No pararon de hablarle a la multitud, haciendo chistes, presentando canciones y poniendo la mejor onda.

La cantidad de gente allí en Flores, calculo que habrá sido de unas quinientas personas. Me sorprendió un poco el número, pensé que tal vez irían algunos más. Todos se mostraron muy satisfechos ante el espectáculo, siempre respondiendo muy bien y con absoluto respeto. Mucho pogo no hubo, pero en las canciones más pesadas y con riffs poderosos, se podía ver a los que estaban adelante en las vallas descontrolándose un poco… en el buen sentido de la palabra, por supuesto.

Concluyendo, creo que fue un buen concierto. Una banda que cumplió, diría, no mucho más que eso. Puedo afirmar que son recomendables para ver en vivo, pero en especial para aquellos que conocen bien su discografía, y gustan de géneros progresivos o con tintes parecidos.

La organización de NWM Producciones: muy bien, destaco especialmente la estricta puntualidad.
Nuestro agradecimiento especial a Gabriela Sisti y Cristian Carcagno, por su gran gentileza.

Comentó: Iván Ruocco, para OXIDO.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario