Han leído nuestras coberturas:

miércoles, 13 de marzo de 2013

IAN ANDERSON en Teatro Gran Rex, 10 de marzo de 2013


IAN ANDERSON
TEATRO GRAN REX
10/03/2013

Hace ya varios años que Ian Anderson, líder de Jethro Tull, se presenta en plan solista generando cierta duda con respecto a lo que pasa con su banda madre. Esta vez no fue la excepción, aunque los afiches publicitarios generaran algo de confusión, ya que anunciaban: “Jethro Tull´s Ian Anderson plays ´Thick As A Brick"".
De todas formas no importaba si es Ian Anderson solista o Jethro Tull. Jethro Tull ES Ian Anderson e Ian Anderson ES Jethro Tull. La diferencia está en algunos de los músicos que lo acompañan, que en este caso fueron: John O´Hara en teclados, David Goodier en bajo (ambos también en Jethro), Scott Hammond en batería, Florian Opahle en guitarra (en lugar del mítico Martin Barre), y la gran novedad: Ryan O´Donnel en "voces y payasadas escénicas".

La excusa era que se cumplían cuarenta años de aquella obra maestra llamada "Thick As A Brick" y se la iba a interpretar en forma completa, como creo que nunca lo había sido.
Para quienes no saben de qué estoy hablando, se trata de un álbum conceptual de un solo tema que tiene una duración aproximada de 45 minutos. Claro que en la década del ´70 no había forma de poner 45 minutos de música seguidos, por lo que la obra se cortaba a la mitad con un sonido de viento que nos indicaba que el lado A del disco había terminado. Cuando uno ponía el lado B arrancaba con ese mismo sonido de viento. En la edición en CD está todo compaginado para que el sonido no pierda continuidad en ningún momento y editado en una sola pista.

Por otra parte Jethro Tull, si bien no es una banda estrictamente heavy, es un grupo admirado por gente que va desde Steve Harris, pasando por los Over Kill, y es una de las influencias ineludibles de una banda como Mägo de Oz, y me animaría a decir de toda la movida de Folk Metal actual. Y como dato de color, el mismísimo Tony Iommi tuvo un breve paso por la banda.
Todo esto hizo que el teatro Gran Rex luciera llenísimo un domingo por la noche, con gente de lo más variada: señores sesentones con remeras de Yes junto a adolescentes que bien podrían ser sus nietos, se dieron cita para, una vez más, ser testigos de la magia del gran Ian Anderson y su flauta mágica.
20 horas estaba anunciado el comienzo del espectáculo, y a la hora señalada unos "asistentes" vestidos con pilotos marrones empezaron a acomodar los instrumentos, barrer el piso y ejecutar una extraña danza. Claro que estos "asistentes" no eran sino los músicos. Mientras se acomodaban en sus puestos, una pantalla nos mostraba unas imágenes de alguien que acudía a un psicólogo. El psicólogo no era otro que Ian Anderson, quien le hacía las típicas preguntas sobre su niñez y demás. Segundos después aparecía el propio Ian Anderson en carne y hueso en el escenario, y con su ukelele daba comienzo a las estrofas iniciales de "Thick As A Brick".

La pieza fue interpretada en su totalidad en una versión fidelísima a la original, con algunas variaciones que no hicieron sino darle más riqueza  a la obra, si eso es posible.
En las secciones en que Ian tocaba su flauta, estaba Ryan O´Hara para cantar sus partes, como así también para ejecutar algunos duetos con el cantante principal. Este artista fue para mí la sorpresa de la noche. Nunca -que yo sepa- Ian Anderson se presentó con otro cantante. Fue una desición acertada, no sólo por su magnífica voz, sino también por sus "payasadas escénicas", tal como se lo presenta. Moviéndose de aquí para allá le dio vida a la obra como si de una ópera se tratara (y quizá algo de eso hay en toda obra progresiva). Por otro lado Ian Anderson (¡de 65 años!), si bien hay que reconocer que no tiene el caudal de voz de antaño (por ello la inclusión de O´Hara), tampoco se quedó atrás y no paró un minuto. Con su típico humor, hacía comentarios graciosos o ejecutaba sus clásicos pasos o los movimientos con su flauta. Pensar que hace casi cuarenta años, alguien consideró que estaba "demasiado viejo para el Rock And Roll"…

Una vez que la obra principal terminó, los músicos se retiraron del escenario, dejando al público con la duda acerca de qué vendría a continuación. La opción más segura eran clásicos de Jethro, pero no fue así.
Luego de un intervalo de aproximadamente quince minutos, la pantalla ubicada sobre el tablado nos mostró a Ian Anderson caminando por una campiña y mostrando las instalaciones de lo que bien podría ser una de sus granjas, y acto seguido "Thick As A Brick 2", editado como CD solista de Ian Anderson en 2012, fue lo que siguió, también interpretado íntegramente. Acá Ryan cobra un papel más importante aún, no sólo apuntalando al líder, sino también en la representación de algunos personajes de la obra. Mientras la pantalla mostraba imágenes surrealistas, de recortes de historietas, un hombre rana caminando por la ciudad (??) o bien escenas de la banda ejecutando sus instrumentos.

Sonido: excelente, no por nada el Gran Rex es considerado uno de los mejores teatros del mundo en cuanto a acústica.
Desempeño de los músicos: soberbio. No hay mejor palabra para describirlos.
Una banda de primer nivel en un lugar de primer nivel.
Luego de dos horas de concierto, los músicos saludan, se retiran, y parecía que nos íbamos a quedar con las ganas de algún clásico de Jethro.
Vuelve la agrupación, y para alegría de todos cierran el show con Locomotive Breath.
Alguno se habrá quedado con ganas de más material clásico de Jethro: Aqualung, Living In The Past, Bouree, Cross Eyed Mary, Songs From The Wood, etc. Pero no hay lugar para reclamos.
No todos los días uno tiene la oportunidad de escuchar en vivo “Thick As A Brick”.

SET LIST:
Thick As a Brick
Thick As a Brick 2:
-From A Pebble Thrown
-Pebbles Instrumental
-Might-have-beens
-Upper Sixth Loan Shark
-Banker Bets, Banker Wins
-Swing It Far
-Adrift And Dumfounded
-Old School Song
-Wootton Bassett Town
-Power And Spirit
-Give Till It Hurts
-Cosy Corner
-Shunt And Shuffle
-A Change of Horses
-Confessional
-Kismet In Suburbia
-What-ifs, Maybes, Might-have-beens
Bis:
Locomotive Breath

Comentario: Santiago Bennasar, para OXIDO.-

2 comentarios:

  1. Un recital sublime! Ya vi a Ian Anderson 5 veces (contando esta) 2 veces con Jethro Tull, 3 veces solista. Y las 5 veces salio mas que contento del show :D

    ResponderEliminar