Han leído nuestras coberturas:

martes, 11 de octubre de 2011

SYSTEM OF A DOWN en Club G.E.B.A., 5/10/2011



Al fin se dió, este pasado miércoles 5 de octubre, la gran y esperadísima posibilidad de asistir a un show de SYSTEM OF A DOWN en vivo, después de tantos años de escucharlos y verlos en discos y videos. Y en el medio, esa indeseable separación que nos dejaba el trago amargo de nunca poder disfrutarlos en nuestro país. Hasta ahora.

Hicimos la previa junto a un amigo, escuchando una y otra vez las canciones de estos singulares armenios, y muy esperanzados del show que íbamos a ver, comenzamos nuestro viaje saliendo desde Chivilcoy para arribar a las seis de la tarde a las afueras del Club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, en el porteño barrio de Palermo. El predio donde iba a desarrollarse el recital es una cancha de rugby, con dos tribunas a los costados, a una de las cuales no estaba permitido acceder.

Cerca del horario propuesto por la organización, a eso de las 20:30 hs., subió a escena Cabezones, la única agrupación invitada de la noche. Realmente decepcionantes por donde se los mire: una banda sin carisma, sin músicos destacados, sin buenos temas, sin gancho y encima, con su vocalista César Andino sin ninguna movilidad escénica después de aquél sonado accidente que lo tuvo como infortunado protagonista hace algunos años; aferrado al pié de micrófono y con una capacidad vocal notablemente pobre.
Como "invitado estelar" de la velada, subió al escenario Andrés Giménez (ex A.N.I.M.A.L., actual D-Mente), quien fue presentado como "el inventor del sonido Ñu Metal en Argentina"... Realmente, ver a Cabezones ha sido una trago amargo para casi todos los presentes, quienes llegaron a hostigar verbalmente al grupo para que abandonara pronto el tablado.

Tras este desafortunado momento, llegó por fin lo que los alrededor de veinte mil espectadores (con una edad promedio, estimamos, que no superaba los veinte años) fuimos a ver: SYSTEM OF A DOWN salía a escena, comenzando su actuación con un título literalmente aplanador: "Prison Song", el principio del cual fué tocado detrás de un enorme telón.

Posteriormente, bajaron un poquito los decibeles para dar lugar al guitarrista Daron Malakian interpretar "Soldier Side" y utilizarla a modo de intro para la explosión que se vendría con "B.Y.O.B.". SYSTEM OF A DOWN es una banda muy singular en cuanto a sonido y estilo: puede pasar por la máxima agresividad, y de estar todos saltando -músicos y público- a más no poder, al instante siguiente caer en lacónicos pasajes de gran tranquilidad.

Mi análisis personal acerca de este cuarteto es que verdaderamente transmiten muchísimo: en cuanto a lo musical, por poder considerárselos muy originales en su estilo, por la composición de sus canciones, los climas que logran crear. Esto se extiende a lo artístico, individualmente representado en cada uno de sus integrantes: la voz de Serj Tankian es la gran estrella del combo. Es un excelente cantante (que ya eso lo sabíamos al escuchar sus álbumes) y en vivo nos dejó sumamente en claro las maravillas que pueden concretar sus cuerdas vocales: graves, agudos, cambios de voces permanentes. Increíble! Sin dudas, un frontman muy completo. Y su voz permaneció siempre allá arriba, a lo largo de todo el evento.

Por su parte, Daron Malakian es su socio perfecto: su guitarra se mostró muy ágil y adecuada para el estilo, intercalando riffs auténticamente brutales. Daron asimismo, es otro muy buen cantante: su voz se lució en los coros, como así también cuando le tocó ser solista, en casos como "Lost in Hollywood" o "Lonely Day", entre algún otro.

El baterista John Dolmayan es un cronómetro puro; dejó bien demostrado que puede tocar lo que se le pida, y todo sin transmitir ni un gesto en su rostro adusto.
Finalmente, el bajista Shavo Odadjian, es el motor que impulsa a la banda a sonar como lo hace: grave y poderosa. Más teniendo en cuenta que son un trío más un cantante, detalle no menor.

Hubo un notable juego de luces provenientes de dos enormes spots ubicados a ambos laterales del escenario; y debemos detallar que en líneas generales, el sonido fué óptimo a lo largo de todo el concierto. Por su parte, el comportamiento de los fans puede describirse como ejemplar, agitando permanentemente, especialmente en los dos mayores hits de los armenios: "Chop Suey!" y "Toxicity".

El espectáculo se prolongó por espacio de unas dos horas, pudiendo detallar el siguiente listado de temas:
Prison Song
Soldier Side
B.Y.O.B.
Revenga
Needles
Deer Dance
Radio/Video
Hypnotize
Question!
Suggestions
Psycho
Chop Suey!
Lonely Day
Bounce
ATWA
Kill Rock 'n Roll
Lost in Hollywood
Forest
Science
Mind
Innervision
Holy Mountains
Aerials
Vicinity of Obscenity
Tentative
Cigaro
Suite-Pee
War?
Toxicity
Sugar

O sea, tuvimos composiciones de las cinco placas oficiales registradas por la banda. Y en general, pudimos asistir a un muy buen show de estos singulares artistas que nos despertaban suma curiosidad por verlos actuar en directo. Y quienes realmente, tanto desde lo musical como desde lo artístico, nos dejaron más que conformes!

Comentó: Ignacio Parini, para OXIDO.- 

No hay comentarios:

Publicar un comentario