Han leído nuestras coberturas:

lunes, 29 de noviembre de 2010

RAMMSTEIN en Estadio Racing Club, 27/11/2010

A eso de las seis y media de la tarde del sábado 27, ya andábamos por la ciudad de Avellaneda, parada cercana a Capital Federal donde se enclava el estadio de Racing, uno de los escenarios futbolísticos más amplios del país, al cual estábamos asistiendo por primera vez, para ver la segunda presentación (la primera había sido en 1999, teloneando a Kiss) de los alemanes RAMMSTEIN por estas tierras.
Honestamente, nuestro ingreso al lugar no pudo ser más traumático y frustrante: infinitas colas repartidas por varias calles adyacentes a la cancha, compuestas por varios miles de personas enfundadas en riguroso color negro. Gran cantidad de presuntos asistentes de la organización, que no tenían una idea clara de adónde debían mandarnos ni cuál de todas aquéllas era la fila que debíamos formar. Consecuencia: caminamos al pedo durante muchísimos minutos, preguntando a unos y otros, y aumentando progresivamente nuestro malhumor. Luego de varios desaguisados, hicimos la Gran Argentina y nos fué mejor: nos filtramos en una de las colas y evadimos a una gran cantidad de espectadores que estaban por detrás nuestro. A esto te obliga la boludez imperante.

Igualmente, nos perdimos algunos temas de la única banda invitada de la tarde, Bloodparade. Cuando pudimos encontrar lugar en las graderías de la platea alta norte, ya la gente que comanda Brenda Cuesta estaba mostrándole lo suyo a las alrededor de 15.000 almas que se encontraban dentro del Estadio. Decimos 15.000 aunque podían ser más, dado que no podíamos ver la tribuna que se enclavaba debajo de nuestra ubicación.
Bloodparade estaba sonando bien, dentro de lo que se les permite sonar a los grupos soportes de las estrellas internacionales. Como siempre, a Brenda le sobró paño para enfrentar a esta audiencia multitudinaria (la mayor que haya tenido enfrente), la cual le respondió cálida y respetuosamente a la banda, al menos la que se encontraba en el campo. Los chicos de Bloodparade hicieron un repaso por su repertorio habitual, el cual seguramente muchos de los presentes conocían, así quedó demostrado. La verdad, creemos que ha sido una movida excelente para Bloodparade... conque el 10% de esta audiencia se muestre interesada en volver a verlos (que seguramente pueden ser más), habrán sumado un buenísimo número de potenciales nuevos adeptos.

Bloodparade terminó de brindar su performance pasadas las 19:45, y tuvimos que esperar exactamente una hora y media para que el acto principal de la noche tomara el escenario. Durante este lapso, asistimos a una auténtica marea humana entrando a la cancha, hasta casi cubrir las instalaciones disponibles. Difícil es llegar a un cálculo correcto de tamaña cantidad de público, pero creemos que estaría en el orden de las 40.000 almas. Impresionante convocatoria, máxime teniendo en cuenta que RAMMSTEIN no es un grupo que goce del beneplácito de los medios de comunicación masivos, los cuales directamente ignoraron la presencia de los alemanes en Argentina. Doble es entonces el mérito de poder atraer tanta gente.

A las 21:15, y en medio de una ansiedad imperante, se descubre el telón negro del escenario (ubicado sobre uno de los laterales del estadio racinguista), dejando ver una enorme bandera alemana que cae rápidamente para mostrarnos la ornamentación escénica, de elevado tono Industrial.

Para poder analizar correctamente un show de RAMMSTEIN es necesario despojarse de pruritos. Se puede desglosar en dos aspectos, el musical y el visual. Aunque honestamente, creo que no deberíamos hacerlo, porque RAMMSTEIN es un todo que comprende ambas facetas, y es difícil imaginarse a la banda en un show que no contenga la parte pirotécnica, visual y explosiva. La misma forma un bloque indivisible con el costado estrictamente musical. Ahora bien: queda en cada uno que te agrade este cóctel o no, o que cada espectador trate de imaginarse cuál sería la real valía de esta banda si no contasen con tanto fuego de artificio inundando la puesta en escena.

Desde mi humilde punto de vista, y siendo uno de los primeros sudamericanos que compró un CD original importado de "Sehnsucht" (allá por 1998), aquél excelente segundo trabajo de RAMMSTEIN, cuando eran unos perfectos desconocidos para el público latinoamericano (y habiendo sido también uno de los pocos que asistimos a aquél show de 1999 junto a Kiss, sabiendo de qué se trataba la música de estos germanos), sinceramente creo que la música de RAMMSTEIN es muy buena. Simple, poderosísima, ganchera, marcial. Creo que son todos atributos que les caen como anillo al dedo. Cada álbum que han ido grabando (seis) tiene varios potenciales hits dentro de los tracklists, y el nivel compositivo es creativo, muy alto e inspirado.

Analizándolos individualmente, creo que solamente el vocalista Till Lindemann y el tecladista Christian Lorenz se destacan nítidamente por sobre el resto. Lindemann, desde su imponente presencia sobre el escenario; más así también por su grandilocuente voz, de tono grave, impostiva y marcial. Y Lorenz porque es realmente el alma máter del sonido tan especial de RAMMSTEIN, además de ser un histriónico personaje que juega con Lindemann la mayoría de los gags visuales del grupo. El de la olla gigante, por ejemplo: mientras Lorenz se encuentra empapado dentro de ella, Lindemann parece cocinarlo con un lanzallamas.

A los guitarristas Richard Kruspe y Paul Landers hay que reconocerles el tremendo sonido de sus violas, a las cuales les cabe el simple mote de "aplastantes". Es muy característico el trabajo de estas dos guitarras, bastan un par de acordes para que las identifiques instantáneamente. Ninguno de los dos violeros es brillante ni mucho menos, pero sí son responsables de que RAMMSTEIN posea un innegable poder metálico en sus composiciones.

La base Oliver Riedel - Christoph Schneider cumple a la perfección su labor, solamente que el estilo de RAMMSTEIN tampoco les deja margen para mucho más.

Así, en medio de toda clase de explosiones, fuegos emanados de lanzallamas (y de máscaras lanzallamas) y de otros aditamentos, gags humorísticos (es genial aquél en el cual un supuesto fanático se trepa al tablado y Till Lindemann procede a prenderlo fuego sin más trámite!), ballestas lanza bengalas, enormes penes postizos que emiten chispazos, los excéntricos trajes de Christian Lorenz que incluso llegan a despedir lucecillas, la mencionada olla gigante, y un infernal e increíble juego de luces que enmarcaba todas estas manifestaciones, fueron pasando uno tras otro los siguientes temas, casi sin respiro y sin que los músicos mostraran en ningún momento intenciones de comunicarse con sus apretujados fans:

1. Intro
2. Rammlied
3. B********
4. Waidmanns Heil
5. Keine Lust
6. Weisses Fleisch
7. Feuer Frei!
8. Wiener Blut
9. Fhruling in Paris
10. Mein Teil
11. Du Riechst so Gut
12. Benzin
13. Links 2-3-4
14. Du Hast
15. Pussy
16. Sonne
17. Haifisch
18. Ich Will
19. Ich Tu´Dir Weh (intro)
20. Te Quiero Puta

El espectáculo se prolongó hasta las 23 aproximadamente, aunque debemos aclarar que sufrió un parate de veinte minutos en la tercera canción, debido a un inconveniente con la caída de unas vallas de contención; el público estaba muy abarrotado allá abajo en el field, y gente de la producción procedió a regarlos con mangueras a presión varias veces, antes de inciarse el concierto.
Un punto altamente negativo: la ausencia de una pantalla gigante, absolutamente imperdonable. Un evento de semejantes proporciones, llevado a cabo en un estadio de fútbol, tiene que contar sí o sí con al menos una pantalla gigante, porque sino, la gente que no está cerca del escenario se pierde demasiados detalles.

La contundencia del sonido fue notable, y es un tanto obvio mencionarlo, porque es uno de los puntos más fuertes de la propuesta de los teutones: el alto volumen y su poder sónico.
Y como dijimos, el juego lumínico ha sido de lo mejor que hemos visto en nuestras vidas. Al margen de esto, queda en cada uno decidir si este tipo de recitales se transforman en el mejor show de sus vidas, o directamente en un espectáculo olvidable. El término medio asoma como imposible. Tratándose de RAMMSTEIN es blanco o negro, difícilmente gris.

El comportamiento de los multitudinarios fans mostró dos facetas: un campo enfervorizado, participativo y súper poguero (desde las alturas se observaban impresionantes rondas); contrastando con cierta frialdad de las tribunas, tal vez por la gran distancia imperante entre éstas y lo que ocurría allá abajo.

En resumen: un show único, totalmente fuera de lo común. Difícil de olvidar o de pasar por alto. Lo cual no significa que sea el mejor que hayamos visto, ni nada por el estilo... Simplemente estamos diciendo que es RAMMSTEIN: idolátrenlos u olvídenlos.

Comentó: Javier Parente, para OXIDO.-
Fotos: Javier Parente.-

13 comentarios:

  1. no habia pantallas porque asi lo pidio el cantante, el queria que las miradas esten dirigidas hacia el!

    ResponderEliminar
  2. Y lo estaban, todos lo mirábamos... Pero a más de treinta metros nadie lo veía... :(

    ResponderEliminar
  3. primero, rammstein nunca usa pantallas xq distraen del show; otra schneider tb le da la vida a rammstein es un groso total. el coro de las plateas era constante, todos los que estaban en el campo lo dijeron.. y en mi opinión sea q te guste o no rammstein un show así no se vé cualquier día..

    ResponderEliminar
  4. Impresionante es todo lo q tengo para decir. el campo era un fueye humano!

    ResponderEliminar
  5. El show fue el mejor que presencie en mi vida... Cantando cada uno de los temas desde mi ubicacion en platea alta, ya para Bückstabü estaba sin voz, haciendo el marcaje de Til golpeando el cemento, rompiendome el cuello completamente con el headbang al mismo tiempo que el marcaje, fue unico. Y en 2012 esperemos que vuelvan tal y como anunciaron. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Gracias por opinar, chicos.

    Nos alegra mucho saber que lo disfrutaron plenamente.

    Coincido especialmente con esa apreciación de "fueye humano", desde arriba también lo ví así.

    Saludos a todos!

    ResponderEliminar
  7. Q poronga ramstein, por favor

    una bandita de nazis reprimidos y maricones q les vienen a vender a los sudacas sus fueguitos artificiales del primer mundo

    y aka todos los nenitos de mama q van a esos shows de mierda diciendo que es el shou de sus vidas

    oxido, dejendse de joder con ir a cubrir estos show para pendejos de recoleta llenos de guita, vayan de una putisima vez a ver bandas de verdad al conurbano!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Vos sos el/la mismo/a "Y" que comentó nuestra review de Anthrax? Supondría que sí, dado que basás tus aportes en el insulto y la descalificación de todo aquello que no te gusta, no?

    Que tenés, algún complejo de algo...? No es la manera, querida/o "Y" de expresar tus ideas. El agravio nunca es una buena opción.

    ResponderEliminar
  9. Silvia I:
    Fuel el mejor show de mi vida.... lo disfruté a morir... hice el headbang en cada canción pero en especial en las que para mi son especiales...Yo estaba en Popular, y pude ver muy bien a Till y a la banda, y los efectos pirotécticos fueron ESPECTACULARES... me he quedado boquiabierta de verlos y nos abrazabamos con el que teníamos al lado de la emoción.. NO LO PODIAMOS CREER... SENTÍAMOS QUE ESTABAMOS DENTRO DE UN VIDEO DE YOUTUBE (que tantas veces vimos!) Saludos!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. El que opinó mal de Rammstein : Si pensás que todas las bandas alemanas son nazis , acá te va un poco de história : Los integrantes de Rammstein no son de Derecha , son de izquierda , y sino mirá su video Link .
    En el video de Stripped(cover de DM) utilizaron imágenes de la Directora Riefenthals(que no es nazi).
    En una conferencia de México ellos mismos echaron a un fan que fue con una remera xenófoba.
    Además sus letras hablan de cualquier cosa menos de ploítica, racismo o de todo lo que te imaginás !!
    Te doy una lista de las bandas que integran la Neue Deustche Harte y que vinieron a la Argentina : Lacrimosa, Rammstein , Das Ich, y después otras bandas alemanas a la cual yo asistí y de seguro que vos también pensás que son nazis porque hablan en alemán : And One , Melotron , yo soy humilde y mis amigos también , no somos millonarios como vos pensás !!
    Rammstein es una banda alternativa , underground , de shows poco masivos , pero si no la entendés es porque te falta escuchar un poco mas de música , ser mas abierto a otros subgéneros y entender mas el arte y la expresión de la música .
    Te aclaro que Rammstein tocó en Avellaneda , fue gente de Uruguay , Paraguay , y de todas las provincias .
    Rammstein pertenece al NDH , no lo confundan con Slipknot o Sistem of a Down , tampoco son industriales o elctrónicos , mucho menos góticos .
    Saludos Óxido !! muy buena página !!!
    G.C.T

    ResponderEliminar
  11. Hola G.C.T., mil gracias por tu aporte y tus datos sobre Rammstein.

    Dado que intentamos ser lo más democráticos posibles y de respetar todas las opiniones, no hemos borrado el comentario de Y... Pero honestamente, su manera de expresarse y de agredir, dista mucho de lo que buscamos por medio de este blog.

    Un gran saludo!!

    ResponderEliminar
  12. Lamento que este tipo de gente tenga el descaro de hacer esos comentarios, a los cual yo refiero como "ignorantes". Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que pudieron decir, mas que esas palabras no hay nada que agregar. Lo de Rammstein fue muy groso, yo fui a campo con mi novio, y entre 20:45(desp de casi 2 horas), tuve una sufrida y ansiada espera para que podamos ingresar, era increible la cola y hasta cuando estab por entrar, caia gente de todas partes. Me hubiese gustado tener una mejor vista panoramica, pero, igualmente estoy sin palabras, se escucho espectacular. Fue un show con todo. Un saludo grande, no hay que seguir la corriente.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por tu aporte, saludos!!

    :)

    ResponderEliminar