Han leído nuestras coberturas:

lunes, 23 de diciembre de 2013

NILE en The Roxy Live Bar: Alta cátedra de Metal extremo!


Dallas Toler-Wade
Martes 17 de diciembre, último evento internacional del año en Argentina. Los oriundos de Greenville, Carolina del Sur, Estados Unidos, NILE, se hacían presentes por vez primera en nuestras tierras. Una visita que se vió demorada en otra oportunidad, porque estos popes del Metal extremo ya habían girado por Sudamérica, aunque nunca habían pasado por este país.

Un calor infernal en la tarde de Buenos Aires, anticipando lo que nos espera este verano. Una térmica de 38° que no logró detenernos en nuestro afán de saber cómo era una banda como NILE tocando en vivo.

Nile desbordó el Roxy
Llegamos al Roxy, reducto de Palermo en el cual los shows se ven bárbaro y los artistas suenan muy bien, pero donde hace demasiado calor. Aún tenemos muy vívidos en nuestras mentes los recitales de Amorphis o de Paradise Lost allí adentro, sobre todo éste último, con el propio Nick Holmes quejándose de la atmósfera imperante. Por ese motivo nos aliviamos cuando la eficiente Marcela Scorca, encargada de prensa de la productora Icarus Music nos dijo que adentro los aires acondicionados estaban funcionando.

Concierto sold out éste de NILE en Buenos Aires. Algo que superó las expectativas de la organización. Con semejante calor y encima un martes, la empresa no aparecía sencilla.

9
Ingresamos y estaba tocando 9, un grupo de Metal bien extremo que ya tiene un disco y un e.p. en la calle. Sus músicos son ex integrantes de antiguas bandas del panorama vernáculo, tales como Exterminio, Carnarium o Lobotomy. Lo que hacen no se parece a los combos citados, sino que es un Brutal Death noventero, técnico y sin demasiadas concesiones. La gente los aplaudió con respeto, y los músicos mostraron una actitud humilde y agradecida.

C.R.U.C.I.F.I.X.S.
Cuando terminaron ellos, al rato aparecieron los últimos invitados de la velada: un quinteto de zona sur llamado C.R.U.C.I.F.I.X.S.. Lo de esta gente es una especie de Death Black Metal, bastante básico pero con una muy buena actitud sobre el tablado, especialmente de parte de su cantante. El público se mostró un poco apático con ellos, quizás debido a la diferencia de estilos con la banda estelar de la noche.

Cabe agregar que más temprano habían tocado los experimentados Prion y los salteños Pogrom, a quienes no llegamos a ver por el sempiterno problema de horarios laborales.

Nile desmostró estar a la vanguardia del Death Metal internacional
Ante un Roxy como dijimos, colmado, y en medio de un calor creciente que podía verse reflejado en cada rostro transpirado de todos allí adentro, a las 21:30 hizo su aparición sobre las tablas el cuarteto norteamericano. El fundador Karl Sanders en guitarra, Dallas Toler-Wade (ingresado en 1997) en la otra viola, el megavirtuoso George Kollias (en la banda desde 2004) en batería, y el recientemente anexado Todd Ellis en bajo conforman este singular combo Death Metal.

George Kollias & Dallas Toler-Wade
Death Metal? Cabe realmente ese rótulo para un grupo como NILE? Probablemente no alcance. NILE es una perfecta maquinaria de Metal extremo. Sin fallas. Sus músicos hacen gala de alto virtuosismo, sin dudas un paso adelantados dentro del estilo. Por eso, lo de Death Metal no es suficiente para definir la música de esta agrupación.

George Kollias es un baterista monumental. Y si no es el mejor que hayamos visto, al podio sube seguro. Su velocidad y precisión lo han transformado en referente, no tan sólo de NILE, sino de todo el universo Metal.
Karl Sanders nos pareció el más sorprendente de los cuatro: quizás esperábamos tanta técnica en Kollias, pero Sanders demostró con creces porqué es el dueño de NILE. Infinita velocidad, y una especial capacidad para entregar melodía en cada nota, navegando entre infernales capas de distorsión y desenfreno.

El creador de Nile
Los otros dos, el grandote Toler-Wade y el nuevo bajista Todd Ellis, distan muchísimo de ser meros complementos. Toler-Wade aporta la voz principal, profunda y gutural, aunque no tan extrema como los growls realmente viscerales de Sanders. Y la rapidez de sus manos casi nos lleva al mareo: por momentos parece imposible que un ser humano pueda mover los dedos a tamaña velocidad.
Y finalmente Todd Ellis, quien no entró a NILE para cuidar su quintita en un rincón: el tipo toca, pero además canta y cobra protagonismo. Obviamente no al punto de sus compañeros, pero da toda la sensación de ser el bajista que NILE necesitaba.

La potencia escénica de Karl Sanders
La banda interpretó solamente catorce temas (solamente...?), desperdigados en una hora de show. "Muy poquito!", vociferarán algunos, como lo hicieron varios dentro del Roxy, exigiendo y reclamando "una más", ruego en el cual no fueron satisfechos. Claro, lo que estos suplicantes no tomaron en cuenta es qué clase de música había tocado el cuarteto de Greenville, a qué velocidad, y en medio de qué clima... Hay otros humanos que pueden tocar así en este planeta? Tráiganlos de inmediato si es que existen, así les tocan a esos "pedidores de otra" ese tema faltante...

El público vitoreó a los músicos con pasión
La actitud de los músicos fue buena, aunque sin demasiada interacción con los presentes. Karl Sanders fue el más sonriente, y Dallas Toler-Wade el más comunicativo. Los otros dos no dijeron ni mu. Y de tal modo se fueron, casi sin despedirse, visiblemente agobiados por el calor. De hecho, eso prestó a la confusión de los fanáticos, quienes creían que al menos un par de bises iba a haber. No, no hubo.

Karl Sanders fue quien se mostró más contento ante la respuesta de la gente
Tremendo show para despedir el 2013, entregado por unos artistas que hoy en día están a la vanguardia del Death Metal internacional, y que permiten creer en un buen futuro para el género. Bien valió la pena ese horno en el que nos cocinamos lentamente, porque fue para pasar una de las mejores noches de este moribundo año.

Mil gracias a toda la gente de la productora Icarus, especialmente a Marcela Scorca y a Carlos Zárate Untiveros. Muy feliz 2014 para todos!!


Setlist:
Nile: lo bueno, si breve, dos veces bueno

Sacrifice Unto Sebek
Defiling the Gates of Ishtar
Kafir!
Hitite Dung Incantation
The Inevitable Degradation of Flesh
Enduring the Eternal Molestation of Flame
Supreme Humanism of Megalomania
The Blessed Dead
The Howling of the Jinn
Ithyphallic
Sarcophagus
Lashed to the Slave Stick
Unas Slayer of the Gods
Black Seeds of Vengueance

Comentario, fotos y videos: Javier Parente, para OXIDO.-
   

2 comentarios:

  1. Estupenda cobertura, estuvimos ahí, bañados de transpiración, valío la pena, realmente una banda que suena como ninguna otra, el batero ni hablar, un capo total, entre todos los integrantes del grupo que le pusieron toda la onda pese al Calorrrrr!!!!!!! Excelente cierre del año....

    ResponderEliminar