Han leído nuestras coberturas:

miércoles, 25 de julio de 2012

THE AGONIST en The Roxy Live Bar, 22/7/2012


Tras dos fallidos intentos de que la joven banda Metalcore canadiense THE AGONIST pisara suelo argento para entregar su furiosa música, finalmente la tercera fue la vencida, y merced a la eficacia de NWM Productions, productora nacional que crece día a día, finalmente los fans locales del combo capitaneado por la esbelta Alissa White-Gluz, pudieron darse este demorado gusto. La cita fue este pasado domingo 22 de julio, y el reducto elegido, el Roxy Live Bar de Palermo.

Llegamos al lugar a las 19:30 hs., encontrándonos con el cartelito imaginario "sold out" en ventanillas. Ya se preveía que eso pasaría porque las ventas de entradas anticipadas habían sido un rápido suceso. Entonces era dable esperar que nos fuéramos a hallar con un antro lleno, dentro de las cantidades de tickets habilitados que posee.


Al entrar estaba comenzando su actuación BLOODPARADE, el grupo que conforman Brenda Jezabel Cuesta, Patricio Castelli, Mariano Miranda y el bajista de Lorihen, Nicolás Ciancio. BLOODPARADE debe ser la banda argentina que más veces hemos visto en directo, y a la cual esperamos ver muchas veces más, porque siempre lo de ellos es un grato placer. Después de casi una década de existencia, no es novedad que BLOODPARADE se ha convertido en una de las mejores propuestas nacionales, y a esta altura arrastra una vasta experiencia sobre sus espaldas. Han tocado en todos los reductos imaginables: desde el gigantesco Cilindro de Avellaneda junto a Rammstein, pasando por el Luna Park junto a Rasmus, Obras junto a Fear Factory, o ese piringundín palermitano llamado Club M. En todas partes suenan mucho más que bien, poderosos, gancheros, cada día más afianzados. Brenda es un diamante dentro de la movida nacional, y canta mejor que casi todas sus colegas foráneas. Y el nuevo bajista Nicolás Ciancio se acopló perfectamente a los viejos miembros Patricio Castelli y Mariano Miranda. Como siempre, pulgares hacia arriba para ellos!

A las veinte y monedas terminó su performance BLOODPARADE, y poco tuvimos que esperar para que los oriundos de Montreal tomaran por asalto el pequeño escenario del Roxy. 20:30 en punto, y los primeros acordes ya estallaban en el antro. THE AGONIST existe desde 2004, y sus integrantes son la mencionada Alissa White-Gluz en las vocalizaciones, Chris Kells en bajo, Danny Marino y Pascal Jobin en guitarras y Simon McKay en batería. Su estilo se encuadra perfectamente dentro del Metalcore -muy filoso, con pasajes melódicos- y sus letras giran en torno a los derechos de los animales (de hecho, los chicos de la banda son veganos), la problemática social, y algunas cuestiones personales. O sea, tópicos muy interesantes.

El quinteto se alinea detrás de la atrapante presencia escénica de Alissa, quien debe haber sido el principal motivo de que más de uno a quien no le guste el Metalcore, igual se diera una vuelta por el Roxy el domingo. Al margen de su proverbial belleza, White-Gluz es una buenísima cantante, que lo será aún más cuando meche más partes melódicas dentro de sus vocalizaciones extremas, para dar algo más de tregua al oyente en medio de tanta visceralidad. Simpática, comunicativa, enérgica y súper carismática son algunos adejetivos que le calzan a la perfección.
Del resto de la banda, el que más se destaca -musicalmente hablando- es Simon McKay, una máquina tras los parches; más tratándose de un estilo que viaja tan a los palos como éste. Los dos violeros se alternan y complementan con solos y riffs, no destacándose ninguno de ellos sobre el otro. Y Chris Kells le da una mano a Alissa en las voces, en las arengas al público, y en moverse permanentemente por todo el escenario. O sea, un combo parejito.

El show duró una hora quince, donde hicieron un paseo por sus tres álbumes de estudio, los cuales han sido editados en Argentina por el sello Del Imaginario. En líneas generales, rara vez el espectáculo bajó su intensidad, ante el beneplácito de la joven audiencia presente. Hubo un correcto juego de luces y los artistas sonaron a la perfección (Detalle no menor: BLOODPARADE también contó con muy buen sonido, bienvenido sea).
El público se mostró contento y participativo, aunque no feroz. Es decir, dándose lugar para disfrutar del espectáculo. Y los músicos también parecieron quedar muy conformes con la respuesta obtenida. En resumen: una tarde/noche donde todos la pasamos muy bien. Y donde nos fuimos temprano a casa, porque antes de las diez todo había terminado.

Muchas gracias a Cristian Carcagno y a Lucía Chiarenza, por su enorme gentileza para con nuestro medio!

Setlist:

You're Coming with me
Thank you, Pain
Panaphobia
Ideomotor
Born Dead, Buried Alive
Birds Elope with the Sun
The Tempest
Lonely Solipsist
Rise and Fall
Martyr Art
Predator and Prayer
And Their Elougies Sang me to Sleep
Business Suits and Combat Boots
Dead Ocean 
The Escape


Comentario, fotos y videos: Javier Parente, para OXIDO.-

2 comentarios: