Han leído nuestras coberturas:

jueves, 21 de junio de 2012

RAVEN en The Roxy, 19/6/2012


Raven, legendaria agrupación de la NWOBHM con más de treinta años de carrera ininterrumpida, que nunca había pisado la Argentina, finalmente tocó en nuestro país. La banda de los hermanos Gallagher (Mark en guitarra y John en bajo y voz, quienes se completan con Joe Hasselvander en batería), son quizá menos populares que sus compatriotas Saxon -por nombrar una banda de su misma camada y que también nos visitaron no hace muchos meses- (ni hablar de Iron Maiden, porque están a años luz en cuanto a popularidad del grupo de Steve Harris). Así que el Roxy se presentaba como el lugar ideal y en el mismo se dieron cita unos cien seguidores.

Llegué al antro alrededor de las siete de la tarde, para enterarme que por un problema en el sonido se había atrasado todo. Es así que a esa hora nadie había ingresado aún, cuando ya deberían haber estado tocando los grupos soportes que en este caso fueron cuatro: Feanor, Mathras, Malacara e Ícaro.
Solucionado el inconveniente, e ingresando a eso de las 20, arrancaron las bandas invitadas, comenzando por Feanor, exponentes del Metal Epico. Al problema del sonido anteriormente mencionado se sumó el que su vocalista tuvo que retirarse por razones personales, por lo que cumplieron su set con un cantante invitado, un amigo de ellos, quien cumplió con efectividad su cometido, teniendo en cuenta que estaba dando su show en condiciones casi de emergencia.

Siguió Mathras, una propuesta más orientada al Hard Rock, con buenos riffs; hicieron un cover de Pappo´s Blues: “El Viejo”.

A continuación le tocó el turno a Malacara, una agrupación a la que quizás debido a su nombre se la asocie con el Metal Argento. Esto no es tan así, lo de ellos es más bien Heavy Metal clásico; eso sí, con letras de corte social. Nuevamente convertidos en cuarteto, tocaron temas de sus dos discos. Mucha gente coreó sus canciones.

El último grupo nacional fue quien considero el ideal para abrir para una banda del estilo de Raven. Me refiero a Ícaro, una agrupación ya de gran trayectoria y habituados a telonear a grupos internacionales. Con el público en el bolsillo tocaron sus temas clásicos, como "Espíritu Guerrero", con el que abrieron, o "Muerte al Falso Metal"; a la vez que presentaron lo que va a ser su próximo CD, e incluyeron un cover de Ángeles del Infierno: "Maldito sea tu Nombre", cantado por todos los presentes.

A este punto hay que destacar dos cosas: 1) el problema del sonido estaba absolutamente solucionado, todas las bandas sonaron muy bien, con mucha nitidez. 2) A ninguna agrupación se le acortó su set o se la hizo bajar, como suele suceder cuando hay algún problema que atrasa los tiempos.

Finalmente, un poco pasadas las 22:30 hs. estaba todo listo para el recital de los ingleses, quienes arrancaron con "Take Control", del disco "All for One" de 1983, al que le pegaron "Live at the Inferno". Y parecía que ya que era la primera vez que tocaban acá, decidieron complacer a sus viejos seguidores con su material más clásico, principalmente aquel de los tres primeros discos. Incluso la vestimenta de los músicos rememoraba aquellas viejas épocas. John con pantalón hiper achupinado y chaleco de cuero, mientras que Mark usaba las típicas rodilleras que podemos apreciar en las clásicas imágenes del grupo.

"Rock Until you Drop" fue el tema elegido para repetir una y otra vez el estribillo, a la vez que hubo lugar para material más reciente, como "Walk Through Fire" del disco homónimo, por ahora el último. En un momento John preguntó si estábamos todos unidos, si éramos "todos para uno y uno para todos", justamente para presentar "All for One".

"For the Future" y "On and On" del disco "Stay Hard" también fueron muy coreados por el público, quien no dejó de alentar al trío, el cual se mostró sorprendido y contento por la respuesta. Así se evidenció cuando comenzaron a bailotear con el clásico "Olé olé olé.... soy de Raven, es un sentimiento...". La voz de John está muy bien mantenida, llega cómodamente a esos gritos agudos de antaño. Con su bajo de ocho cuerdas no paró de ir de acá para allá, hacer chistes e interactuar con el público; mientras que Mark, responsable de los riffs, tampoco se quedó quieto. Se nota que los hermanos se divierten y disfrutan arriba del escenario, como cuando eran adolescentes y recién empezaban a tocar. ¡Mejor onda no se les podía pedir!

Hubo por supuesto momentos para el clásico solo de guitarra; también hubo uno de bajo, en el que incluso John pidió que cantáramos el "Olé ole..." ¡para tocar la base del mismo! Realmente un auténtico showman. Extrañamente no hubo un solo de batería...

Más canciones: “Bulldozer” del último CD, “Faster Than the Speed of Light” (otro clásico), y llegados los bises para finalizar el show, interpretaron "Break the Chain", al que le mecharon un popurrí de covers entre los que incluyeron "I Don´t Need no Doctor", "Summertime Blues", "Sympthom of the Universe", y quizá alguno más que no llegué a reconocer.

Como la gente no se iba y pedía más, volvieron al escenario y esta vez sí, llegó el final con "Crash Bang Wallop", dedicada a "los que se van a tomar al bar, vuelven a las 4 de la mañana y su mujer les da "Crash Bang Wallop" (¡!).
Creo que nadie se fue decepcionado, fueron casi dos horas de show, y como dijo John: "Ustedes rockean". Nosotros podríamos contestarle "¡Ustedes también!".

Que vuelvan pronto.
.
Comentario y fotos: Santiago Bennasar, para OXIDO.-

2 comentarios:

  1. Muy bien Santiago! Esta vez me lo perdí, así que viene bien el comentario del show

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias en nombre de Santiago, Exequiel... Saludos!!

      Eliminar