Han leído nuestras coberturas:

martes, 26 de junio de 2012

BARON ROJO en Groove, 23/6/2012


Noche de Metal en Buenos Aires, o más precisamente de Heavy Rock, como gustan de decir los españoles. Barón Rojo, más que una banda, una institución del rock español, se presentaba nuevamente en nuestro país. Muchas caras conocidas, gente que uno no ve desde hace mucho, o bien viejos rostros que siempre se encuentran en recitales, conformaban parte de las más de ochocientas personas que se acercaron a Groove, el boliche de Palermo. Como alguien me dijo: "¡Hoy se vino toda la pendejada!".


Ingresado al local alrededor de las 20 hs., presencié la actuación de Le Fou, banda de Hard Rock que bien merecidos aplausos se llevó. Luego le siguió la veterana agrupación Paranoia, con un estilo marcadamente diferente al anterior telonero. Mucho del primer Metallica y del viejo Horcas es lo que esta banda practica. Con su material propio más los covers de "Crazy Train" (Ozzy Osbourne), "Parcas Sangrientas" (V8) y "Breaking The Law" (Judas Priest) dejaron a punto el ambiente para la actuación de la banda de los hermanos De Castro: Carlos en guitarra y voz, Armando en guitarra, complementados con Gorka Alegre en bajo y Rafa Díaz en batería.


"Barón Rojo", del mítico primer disco, fue el tema que a eso de las 22 hs. hicieron sonar los españoles para dar inicio al concierto. La respuesta fue unánime: el estribillo de "Barón, héroe de cuento, amo de las nubes, señor del viento" fue coreado por todos los asistentes. Luego del saludo de rigor, Armando De Castro dijo algo así como "esto es un concierto de rock, así que menos palabras y más música". Y así fue: arremetieron con "Al Final Perderán" del por ahora último disco "Ultimasmentes". Aquí se notó que no todos están tan al tanto del material post Sherpa (apodo de José Luis Campuzano, cantante original), ya que la reacción fue más de escuchar con atención que cantar. Entonces "Larga Vida al Rock And Roll" sí que generó la reacción esperada: todos a cantar ese estribillo que es casi una declaración de principios.


"Las Flores Del Mal", "Incomunicación", "El Presidente" y más clásicos seguían sonando. El sonido estaba óptimo, suficientemente fuerte para apreciar bien la música pero no a un "volumen brutal". Armando, virtuoso guitarrista y portavoz del grupo, recuerda la época en que tocaron por primera vez en Argentina en 1983, y que tan a gusto se sintieron. Tanto que llegaron a componer un tema dedicado a la ciudad que mejor los recibió en aquella gira de hace casi treinta años. "Buenos Aires", uno de los mejores instrumentales de la historia del rock, sonó esa noche para regocijo de todos nosotros. ¡En ese momento el recital ya era una verdadera fiesta!


"Breakthoven", con su combativo estribillo, también hizo delirar al público, que elevó su puño en alto al grito de "¡Heavy Metal!". Todos los temas eran coreografiados por la banda, que ejecutaba unos simpáticos pasitos al compás de la música.


Y más clásicos: "Hermano del Rock And Roll"; otro instrumental -"El Barón Vuela Sobre Inglaterra"- al que le pegaron "El Malo" (otro tema muy festejado) y así llegó uno de los puntos más altos de la noche: "Concierto Para Ellos", tema en el cual el espíritu de Bon Scott se hizo presente en el recuerdo de todos nosotros.


Algo de "En Un Lugar de La Marcha" ("Cuerdas de Acero"), material más reciente ("Cueste lo que Cueste") y así llegamos al final de la primera parte del concierto: una épica versión de "Los Rockeros Van Al Infierno", a la que le mecharon fragmentos de "You´ve Got Another Thing Coming", de Judas Priest y "Lick It Up", de Kiss.


Para los bises: "Tierra de Vándalos", "Hijos de Cain", el hipercoreado "Resistiré" -que hizo explotar el lugar- y así "llegó el final, cesó el clamor" con "Siempre Estais Allí", dedicado obviamente a los seguidores que "siempre están allí", tal como dijo Armando. De esta forma terminaba una noche inolvidable: más de dos horas de concierto que creo no dejaron a nadie disconforme, más allá del típico "me hubiera gustado tal o cual tema".


Y si bien se les puede reprochar que Carlos no cante como Sherpa o que tienen un repertorio más bien nostálgico (basaron su show prácticamente en los tres primeros discos, obviando gemas como "Tierra de Nadie") o que el material más reciente no esté a la altura de sus grandes clásicos, seguramente será de esos eventos que quedan en la memoria por años y de los cuales uno siempre tiene algo que acotar, aunque haya pasado mucho tiempo. Comentarios del tipo "¿Che, te acordás de cuando fuimos a ver a Barón Rojo"?


Muchas gracias a las productoras Stargate Productions y Hurling Metal, como así también a la encargada de prensa Gabriela Sisti, por su gran gentileza para con OXIDO!




Comentó: Santiago Bennasar, para OXIDO. Foto: Alfredo Andrade.-
_________________

2 comentarios: