Han leído nuestras coberturas:

jueves, 4 de agosto de 2011

HEAD en El Teatro Flores, 30/7/2011



Al llegar al Teatro Flores, a eso de las 20:20 hs., el cuarteto Rencore hacía pata ancha en el escenario, quienes durante cuarenta minutos brindaron una dosis de Metalcore. Llamativa fue la respuesta del público, quien de manera generalizada aprobó el desempeño de esta banda, que por estos días junto a Marcelo Corvalán están terminando la grabación de su nuevo álbum. 
Si de algo no puede quejarse el seguidor de los sonidos extremos es de la cantidad y variedad de agrupaciones musicales que están visitando nuestro país en estos tiempos. También es cierto que esta coyuntura no es únicamente patrimonio nacional, sino la manifestación de un fenómeno de escala mundial. Las sucesivas y cada vez más comprimidas grillas de conciertos se iniciaron en un primer momento con bandas de renombre que repetían una y otra vez sus visitas. En el transcurso se sumaron otras propuestas, con cierto pasado de renombre, como así también de aquellas que gozan de relativa popularidad en el presente. 
En el último tiempo se ha hecho cada vez más habitual la visita de un “ex” algo. Todos ellos poseen el gen distintivo de haber sido parte importante -pero no fundamental- de sus antiguas bandas; claro que hay excepciones, pero éstas son las que confirman la regla. En este grupo ubicamos al artista de turno: BRIAN “HEAD” WELCH, ex guitarrista de la banda norteamericana Korn. El motivo de su visita era la presentación de su disco solista  Save Me From Myself. Este material sin dudas se despega completamente de lo hecho por el músico en su anterior grupo. En el aspecto sonoro, el medio tiempo y los samples -en su mayoría de contenido melódico- se complementan con un sonido equilibrado, el cual prescinde del estilo ultra grave tan característico del Ñu Metal. 
En cuanto a las letras, giran en torno al cristianismo como alternativa para la salvación de nuestras almas. He aquí dos razones de peso para tildar por lo menos de original la propuesta.

Con esta introducción nos proponemos, ahora si, comentar lo que vivimos el sábado pasado en el local del barrio porteño de Flores.
Al levantarse el telón lo primero que vemos, y  como única escenografía, es una pantalla que replica a cada instante el nombre de la banda. Casi de inmediato nos llamó la atención la juventud de los acompañantes del ex-Korn. Sin exagerar, no tendrían más allá de veinticinco abriles cada uno de ellos. En lo visual, esto marcaría  un abismo de diferencias. También sobre las tablas se notó el rodaje y la interacción con el público, de un artista que aparte de haber sido partícipe de extensísimas giras mundiales, se ubica como una pieza de importancia en el desarrollo del Ñu Metal. 
.   
Por otra parte, los inconvenientes sonoros, especialmente en la voz, fueron de insoportables a inestables durante todo el concierto. 
.     
Transcurrida la mitad del evento, el líder brindó un discurso al público. En éste, pasado al castellano por una traductora, HEAD relató brevemente su pasado en las drogas, y el sentimiento de autodestrucción que lo rodeó durante largo tiempo; y como Jesús fue la solución para todos y cada uno de sus problemas de orden espiritual. De allí su firme y ferviente creencia en el cristianismo.                 
Retornando a lo estrictamente musical, entre las piezas ejecutadas tuvimos Save Me From Myself”, ”Money”, “Die Religion Die”, “Re-Bel” y “Flush”, entre otras.
.
Los espectadores -en su mayoría muy jóvenes- entraron en ebullición con los bises, todos ellos pertenecientes a Korn: “Twist”, interpretado junto al cantante de Rencore; “Here To Stay”, “Freak On A Leash”, cerrando con “Blind. Para quien escribe estas líneas, estos temas sumaron -en el mejor de los casos- algún valor emocional para los más fanáticos, pero no más.
.
Como idea final, creemos que el espectáculo -a grandes rasgos- fue correcto, con la sensación de que las composiciones logran una mejor performance en el disco que en el directo. 
.
Muchas gracias a Lucía Chiarenza, encargada de prensa de 4G Producciones, por su constante eficacia. 
.
Comentario y foto: José María Aicardo, para OXIDO.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario