Han leído nuestras coberturas:

martes, 2 de agosto de 2011

GRAVE DIGGER en El Teatro Flores: otro tanque alemán en Buenos Aires

Decir GRAVE DIGGER es hablar de una de las agrupaciones primordiales del Heavy Metal alemán de todos los tiempos; junto a otras tan fundamentales como Running Wild, Accept o Warlock. De modo que estamos mencionando una cita ineludible en El Teatro Flores, para todos aquéllos amantes del Metal más clásico y tradicional.

Ingresamos pocos minutos antes de las 20 hs., debido al caos infernal en el que se transforma el tráfico de Buenos Aires durante los días hábiles. Luego de un rápido trámite facilitado por la eficiencia de la encargada de prensa de 4G Producciones, la señora Lucía Chiarenza, pudimos entrar al recinto en el preciso momento en el que estaba iniciando su performance Metrasheros, la tercer banda invitada. Lo que estos muchachos entregaron fue un Thrash Metal bien extremo, con correcta interpretación y muchísima fuerza. El punto en contra era que la voz prácticamente no se escuchaba, excepto en pasajes puntuales. Este detalle atentó contra el interés que despertaba la banda, dado que era casi imposible comprender lo que el vocalista estaba cantando.

Luego de unos pocos minutos de espera, la última agrupación invitada, III Día, subía al escenario. Con el detalle no menor de la presencia del Turu Paredes en las voces, este quinteto de Metal tradicional con tintes Power descargó un interesante set que fué bien recibido por los presentes. A diferencia de Metrasheros, en este caso la voz estaba bien al frente, permitiéndole al ex cantante de Razones Concientes lucirse en su labor. Hubo tiempo para entregar un cover de Hermética, "Soy de la Esquina", y para que el gran bajista Eddie Walker -mencionado frecuentemente como el mejor de nuestro país- participase como invitado en un tema.

Tras un intervalo de poco más de media hora, ante unas setecientas almas, pasadas las 21:30 hs., el telón se abre por última vez en la noche, permitiendo ver a modo de fondo la imponente portada del último trabajo de estudio de GRAVE DIGGER: "The Clans Will Rise Again".
Mientras el tecladista Hans Peter Katzemburg -caracterizado como siempre, cual el personaje de las portadas de los discos de la banda- hacía su cansino ingreso y de fondo sonaba "Days of Revenge" a modo de intro, lentamente fueron ingresando el resto de quienes componen hoy en día el line up de GRAVE DIGGER: el bajista Jens Becker, el baterista Stefan Arnold, el guitarrista Axel Ritt y el único miembro fundador que queda en el combo, el cantante Chris Boltendahl.

El show constó de dos partes, la primera de ellas centrada en el que es mencionado usualmente como el mejor álbum del quinteto, "Tunes of War", original de 1996; a la que le agregaron un par de títulos extras.
Durante esta primera sección del espectáculo, los germanos interpretaron "Paid in Blood", "The Dark of the Sun", "Hammer of the Scots" (el hit del nuevo CD), "The Bruce", "The Ballad of Mary", "Highland Farewell", "Killing Time" (uno de mis favoritos de ese álbum, el cual fué una grata sorpresa oír), "Whom the Gods Love Die Young" y "Rebellion" (uno de los puntos más altos de la noche).

Luego de un breve parate, Hans P. Katzemburg se adelanta sobre el tablado para colocar una soga en forma de horca en el centro de la escena. De esta manera se reinició el concierto, y pudimos escuchar "Ballad of a Hangman", "Morgane Le Fay", un corto solo de teclados a cargo del mencionado Hans P. Katzemburg, "The Round Table", un poupurrí que contuvo "Twilight of the Gods", "Circle of Witches" (otras dos grandes favoritas de quien escribe) y "The Grave Dancer"; para luego seguir con "The Last Supper", "Excalibur" (otra de las más aclamadas), y "Knights of the Cross". Finalmente, ante las muestras de afecto de todos los presentes, hubo lugar para tres bises: "Yesterday", "Hell of Disillusion" y el ultra esperado "Heavy Metal Breakdown".

El trabajo de los cinco teutones fué totalmente macizo y contundente. A Stefan Arnold le sobra tiempo y paño para hacer malabares con sus palillos a medida que toca; Hans Peter Katzemburg aporta imagen y presencia detrás de sus teclados (aunque los mismos no sean preponderantes); Jens Becker pone su cuota de sobriedad y potencia en las cuatro cuerdas; y finalmente, los dos puntos más altos de la banda son el nuevo guitarrista Axel Ritt (a nuestro modesto entender, notablemente superior a su predecesor Manni Schmidt, por presencia y por técnica) y el eterno Chris Boltendahl, alma y espíritu de GRAVE DIGGER a lo largo de sus más de treinta años de existencia.

El sonido fue aplastante durante el transcurrir de todo el show; bien acompañado por los juegos de luces y las ambientaciones que se creaban sobre las tablas. El público se comportó excelentemente (excepto por alguna pequeña escaramuza aislada), brindando calidez y apoyo permanente a los músicos. Y la organización de 4G estuvo excelente, como siempre ocurre, después de tanto tiempo de montar shows internacionales.
Otra memorable noche de Metal clásico alemán en Buenos Aires!

Videos del evento:
"Rebellion (The Clans are Marching)": http://www.youtube.com/watch?v=Zs-z_z8hZNo
"Twilight of the Gods" / "Circle of Witches" / "The Grave Dancer": http://www.youtube.com/watch?v=9PHD9FEtuWw

Comentó: Javier Parente, para OXIDO.-
Fotos y videos: Javier Parente.-

2 comentarios: