Han leído nuestras coberturas:

martes, 2 de agosto de 2011

ANNEKE & ANATHEMA en El Teatro Colegiales, 28/7/2011




28 de Julio de 2011, Jueves; día ideal para ir a un recital y despejarse un poco del trabajo y así; acortar la semana. Y que puede ser mejor que ver a Anneke y a Anathema? Si señores, mejor es verlos en una misma noche a ambos!
Así que, luego de un pequeño trote desde la estación Olleros del subte D, llegué a las puertas del Teatro de Colegiales una vez más, para disfrutar de una noche que prometía y mucho.
1915 ingreso al recinto dando por hecho que me había perdido el show de los locales Lingerbliss, pero para mi sorpresa, no tocaron. Por lo tanto, me dispuse a acomodarme no muy cerca del escenario, para disfrutar a mi manera del show que se aproximaba.
1930, tal cual estaba pautado, se apagan las luces del lugar, se abre el telón y con un Teatro casi lleno en su planta baja, y, sorpresivamente mucha gente en los palcos; sube a las tablas la banda de Anneke, comenzando por su baterista, y por último la mismísima ex The Gathering, ejecutando sin mas el tema Fury.
El repertorio siguió con el clásico de TG; Saturnine, repasó su discografía con temas como  Ice Water, I Want, Adore, un cover de Devin Townsend; Hyperdrive. Luego Hey Okay, el romántico Wonder, volvió a recordar su ex banda con Shrink y Locked Away, para cerrar un show de 75’ sin ningún bis; con Witnesses, del disco Pure Air de 2009.
Sabido es que un recital de Anneke es sinónimo de buen espectáculo, pero en este caso faltó algo. El sonido estuvo bien, los nuevos integrantes de la banda se mostraron seguros, descontracturados, pero de todas maneras hubo carencia de algo; algo que hizo, por ejemplo que el hermoso tema Saturnine no contagiara al publico con la magia que en otras oportunidades lo hacía. En cuanto a Anneke, como siempre, comunicativa con la gente, haciendo chistes, intentando hablar un castellano, por momentos muy bueno, por momentos gracioso, haciendo caras divertidas, saltando y disfrutando con su amplia sonrisa de la noche, y agradeciendo en todo momento a los fans Argentinos.
Luego de 30’ de espera, llegaba el momento de la banda principal de la noche; por la que la mayoría del público estaba presente.
Grupos de personas se agolpaban por estar cerca del escenario, entre aplausos y gritos; justo a las 2115, cuando nuevamente se abría el telón y aparecían de a uno los integrantes de Anathema.
Con un Vincent “sacado” (en el buen sentido) rockeando, saltando, gritando, con mucha actitud, dan comienzo a su performance tal cual We Are Here Because We Are Here, con los temas Thin Air, Sumernight Horizon y Dreaming Light.
Siguiendo con un recorrido por los temas que todos quieren escuchar, como One Last Goodbye, Lost Control, A Simple Mistake, Flying.
A mitad del show, la banda abandona el escenario para que Danny haga una maravillosa interpretación acústica y de manera solista del tema Are You There?, para luego seguir tocando todos juntos.
Antes de finalizar, Danny pide al público que eleven sus celulares o lo que tengan que genere luz, para crear un clima muy íntimo y sereno; momento en el cual, la vocalista Lee Douglas realmente se luce de manera increíble  interpretando A Natural Disaster, cerrando la presentación con el esperadísimo y clásico Fragile Dreams; donde el público pogueó y cantó a morir.
Como siempre, aunque satisfecha, la gente se quedó esperando los bises, como es costumbre. Todo hacía suponer que Anneke subiría nuevamente para cantar con sus compañeros de gira, pero no fue así.
Los Ingleses volvieron a las tablas para despedirse finalmente con un solo tema que enloqueció a la audiencia en su totalidad, cerrando un show de dos horas, nada menos que con una exquisita versión de Comfortably Numb. ¡No podíamos pedir más!
La actuación de los de Liverpool fue impecable; mucha fuerza por momentos, mucho clima por otros, agradecimiento de parte de Vincent todo el tiempo hacia el público, Danny “manejaba” a los concurrentes, los hacía aplaudir, agitaba los brazos cuando quería que salten o canten.
El sonido muy bien, aunque algo baja la guitarra de Vincent durante todo el show.
Y la gente respondió perfectamente, tanto en “aguante” como en cantidad, como era de esperar.
Sin dudas lo mejor de la velada fue poder disfrutar de dos legendarios, dos delicias de la música oscura internacional como Anneke Van Giersbergen (aunque ya no es tan “oscura” su música) y Anathema en una sola noche; un combo genial!
Lo peor de la noche fue lo que sucedió con la gente de Lingerbliss.
La banda reveló sintéticamente en su Facebook oficial que no los dejaron tocar porque las dos bandas principales no compartían backline, había dos baterías armadas sobre el escenario, por lo tanto, no dejaron que los locales armen la suya; no les dejaron espacio físico, entonces, no podrían presentarse.
De todas maneras, para nosotros simple público mortal, lo entregado musicalmente por Anneke y Anathema fue memorable, una muy linda noche, donde uno se encuentra con esa gente que solo ve en este tipo de eventos y comenta lo sucedido cual partido de fútbol, y donde la mayoría le dio unos puntitos más a Anathema.
Esperemos que esto solo haya sido algo pasajero, o un error de percepción, y no que realmente Anneke este perdiendo por algún lado su magia. Seguramente no pasará mucho tiempo para chequearlo.



Comentario y fotos: Martín Mena, para OXIDO.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario