Han leído nuestras coberturas:

miércoles, 14 de julio de 2010

KRISIUN en Asbury, 10 de julio de 2010



En abril del año 2007, la banda brasileña KRISIUN se presentó por primera vez en Argentina. En aquella ocasión compartieron la fecha con una de las agrupaciones mas representativas del Thrash Metal de la Bay Area de San Francisco; nos referimos a Testament. En dicho evento -al cual tuve la fortuna de poder asistir y presenciar un show de KRISIUN inolvidable-, me hubiese gustado apreciar durante más tiempo a estos deathmetaleros sobre el escenario.
Pasaron tres años para tener la posibilidad de ver al trio brasilero nuevamente, y esta vez como cabeza de cartel, para poder saciar ese gusto a poco que nos quedó en su anterior presentación.

Comenzamos a comentar lo ocurrido en el Asbury Club: ingresé a eso de las 18:30 horas. Para ese momento se disponía a tocar Angkor, viejos luchadores del under extremo argento, quienes comenzaron con una intro con toques bastante siniestros y oscuros cuyos sonidos provenían del teclado que ejecutaba el guitarrista, mientras el vocalista recitaba una especie de invocación al diablo (o algo similar…). El estilo que ejecuta Angkor se podría definir como Black Metal con toques Death.
Tras el segundo tema, aparece por la parte de atrás del escenario un señor con algunos kilos de más, vistiendo un jogging negro, una remera roja, una capa del mismo color, portando un tridente (!!) y con su rostro cubierto por una máscara: estábamos en presencia del mismísimo Satanás… xDD. Una cuestión extramusical que generó mucha gracia, aunque ésta no seria la única presencia de engendros del mal: luego de algunos minutos, surge otro individuo con una túnica negra y enmascarado como un demonio, sosteniendo entre sus manos un cráneo humano, el cual no parecía ser de cotillón.
Mas allá de estos sucesos, en el plano musical Angkor sonó de forma aceptable.

Luego llegaría Inferi, conformado por tres integrantes, quienes portaban pinches y demás accesorios en su indumentaria y que generaban un buen complemento visual. Temas veloces cargados con una dosis equilibrada de Black y Death Metal. En uno de los costados del escenario podíamos ver una guitarra, de la que minutos más tarde se haría cargo Patricio Castelli (violero de Bloodparade), quien se acopló perfectamente a la performance de Inferi. Un set cargado de potencia e intensidad nos otorgaron los músicos en esta presentación.

Mientras compartíamos algunas cervezas con amigos, nos disponíamos a apreciar la propuesta de Climatic Terra, quienes desde su inicio hasta la actualidad ha sufrido varios cambios de integrantes entre sus filas. Al transcurrir una serie de temas, observamos que entre los presentes no se generaba ninguna clase de respuesta, como si ocurrió con las bandas anteriores. Los incesantes gritos provenientes de su vocalista Nadia El Shobkshy provocaban una saturación auditiva, notándose un elevado aumento en las perillas del volumen. Ejecutaron en su mayoría composiciones propias, más un cover de Carcass.

Arribando a las 21 horas, Matan S.A. comienza a escupir todo su frenético Old School Death Metal ante un buen marco de asistentes para ese momento. El líder y vocalista Wata -como ya es su costumbre-, llevando un vendaje con manchas de sangre en una de sus manos, a modo de un típico asesino de película de terror de los años 80´s. Algo más de treinta minutos bastaron para reafirmar que Matan S.A. en su conjunto está sumamente afianzado, y además lo logra manteniéndose fiel a las raíces del genero.

La última apertura de telón de la noche fue a las 22 horas, momento en el cual la aplanadora sonora de KRISIUN se pone en marcha; siendo el tema "Slaying Steel" de su más reciente trabajo titulado "Southern Storm", el elegido para iniciar esta alta demostración de brutalidad. "Combustion Inferno" en segundo lugar, para detonar un desbordante pogo que se convirtió en una cacería humana.

La velocidad y la técnica desplegada por Max Kolesne detrás de los parches es asombrosa. Por tal motivo, las composiciones de KRISIUN tienen ese toque tan característico -casi inconfundible!- en la bateria, que a esta altura es una marca registrada.
Alex Camargo, a cargo de la voz y el bajo, fue el encargado de dialogar con el público, manifestando sentirse muy cómodos tocando nuevamente en Argentina; incluso mencionó a V8 como un referente del Metal sudamericano, motivo por el cual los fanáticos comenzaron a corear el nombre de este grupo seminal del Heavy argentino, mientras algunos empezaban a pedir que tocaran "Destrucción", cosa que no ocurrió.

El trio brasileño cuenta con un arsenal de composiciones demoledoras, las cuales se hacen casi imposibles de poder seguir haciendo headbanging, porque es muy probable que te quedes sin cuello. Algunos de los títulos ejecutados en esta presentación fueron "Murderer", "Minotaur", "Black Force Domain" (que da nombre al primer trabajo discográfico, allá por 1995), "In League With Satan" -cover de Venom incluido en su disco "Works of Carnage"-, entre varios otros.

Ante un marco de unas 250 personas, KRISIUN desplegó todo su mortífero Death Metal en un lapso que duró aproximadamente 75 minutos, pero que parecieron ser más, debido a la intensidad del show.

Los hermanos Max y Moises Kolesne y Alex Camargo se han ganado con el correr de los años un lugar de suma jerarquía dentro del Metal extremo sudamericano, además de ser una de las bandas brasileras de mayor aceptación en todo el mundo.

Muchas gracias a Jorge y Horacio, responsables de la organizadora Black Medusa, por su gentileza para con nuestro espacio radial!
 
Comentó: Sebastián Cambiasso, para OXIDO.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario