Han leído nuestras coberturas:

lunes, 26 de noviembre de 2012

ARCH ENEMY en El Teatro Flores, 23/11/2012


Tercera visita a nuestro país de uno de los combos fundamentales del llamado Death Metal melódico, ese típico sonido popularizado por las bandas suecas, muchas de ellas salidas de la ciudad de Gothemburg. Hablamos en este caso de los oriundos de Halmstad, ARCH ENEMY, esa idea creada y concebida por uno de los mejores guitarristas del orbe: Michael Amott.

Sorteando lo mejor que pudimos el imposible tráfico porteño, llegamos al Teatro Flores casi una hora después de lo que esperábamos: pocos minutos antes de las 20:30 hs.. La gente de la productora 4G, eficiente como siempre, nos permitió sortear rápidamente el ingreso al reducto, dentro del cual justo empezaba su accionar la última de las agrupaciones nacionales invitadas: X3Mo. Un cuarteto de Metal extremo -como su nombre lo indica!- a medio camino entre el Death moderno, el Thrash y el sonido de los años 90’s. Recibieron una aceptable respuesta por parte de las casi mil personas que en esos momentos poblaban el piso del Teatro. Hubo varias composiciones propias y algún cover de Sepultura, “Territory”. Se retiraron con cálidos aplausos por parte del público, a las 21 en punto.

Sólo media hora de espera tuvimos, hasta que las luces se bajaron, y comenzó a escucharse la intro que da inicio al nuevo álbum, “Khaos Legions”, denominada "Khaos Overture", a la cual se le pegó inmediatamente -como era dable esperar- el primer corte de este nuevo trabajo, llamado "Yesterday is Dead and Gone". Ahí pudimos comprobar, en un abrir y cerrar de ojos, un par de cosas: una, que el sonido pintaba para perfecto. Dos, que la gente festejó incondicionalmente este tema del último disco, contrariando algunas voces que indicaban que "Khaos Legions" no había sido bien recibido por los fanáticos.



El concierto ya se empezó a perfilar como muy destacado cuando Angela Gossow anunció el tema que vendría, "Ravenous", que dista mucho de estar entre los favoritos de quien escribe, pero sí lo estuvo de la masa presente, unas 1.800 almas que poblaban El Teatro en su totalidad. Pogo, gritos, aullidos, empujones por doquier y demás muestras de afecto empezaba a recibir el quinteto.

"My Apocalypse" también es considerada un clásico de ARCH ENEMY, y el público así lo demostró. Siguieron "Bloodstained Cross" y la poderosamente ganchera "The Day you Died". Tras ella, una de nuestras grandes preferidas: "Revolution Begins", extrañamente poco acompañada por los presentes (Evidentemente estábamos a contramano con las favoritas, pero a esa altura ya el concierto era tan festejable, que ese detalle mucho no importaba...).

Angela Gossow, voz de ARCH ENEMY


Era el momento del solo de Daniel Erlandsson, el cual sin dejar de ser perfecto, fue casi exactamente igual al brindado por el músico en 2009. Daniel, no es tiempo de que lo modifiques aunque sea un poquito?



Cada tema que iba ejecutándose iba siendo acompañado por imágenes en la pantalla detrás de los músicos, en muchos casos con las líricas o simplemente el título de la canción, o a cuál álbum pertenecía. 

Tras el repetitivo solo de batería, todos vuelven a escena para interpretar otro gran corte del nuevo CD: "Under Black Flags we March", sin dudas uno de los mejores momentos de la noche, con el flamear de una bandera argentina en manos de Angela incluída!, seguida por dos clásicos: "Burning Angel" y "Dead Eyes See no Future". Total adhesión de la masa, incondicionalmente fervorosa, y conformada en gran parte por gente menor a los veinticinco años. Muchísimas chicas también.

"Intermezzo Liberté" incluyó el solo de guitarra del nuevo integrante, Nick Cordle, el cual nos pareció bastante virtuoso y a su vez bastante parco también. No está al nivel de Christopher Amott, eso está claro. Pero es un reemplazo digno. Siguió "Dead Bury Their Dead" y uno de los momentos más calientes de la velada: la tribunera "No Gods, no Masters", todo un hit de "Khaos Legions". Toda la gente a acompañar con sus coros, los cuales ya hacía rato se venían manifestando ante las genialidades de Michael Amott, con sus pegadizas melodías en las seis cuerdas. 

Nos llamó la atención que tocaran la potente pero poco ganchera "Cruelty Without Beauty" (la cual posee una muy buena letra en contra de los experimentos con animales de laboratorio), a la cual siguió uno de los más reconocidos himnos de la banda: "We Will Rise", alocadamente festejada por todos, que tuvo su epílogo con la outro de "Bridge of Destiny". Angela anunciaba que el recital se terminaba, pero obviamente todos sabíamos que no era así.

El retorno fue casi inmediato, sin hacerse esperar ni dos minutos. Vino de la mano de "Blood on Your Hands", seguida por el cálido instrumental "Snow Bound" (Otro gratísimo momento para el lucimiento de quien a esta altura consideramos uno de los mejores violeros del planeta, Mike Amott). El final definitivo llegaría con "Némesis" (claramente la más pedida de la noche, otra cosa que no compartimos), para apagarse lentamente con un mix a modo de outro, de la mano de "Fields of Desolation" / "Enter the Machine" / "Vox Stellarum".

Ha sido una impresionante noche, amigos. Así de simple. El mejor de los tres recitales brindados por estos suecos-alemanes-ingleses-estadounidenses por estas tierras. Mejor que el primero, el de 2007, y mucho mejor que el de 2009. Con una Angela Gossow visiblemente recuperada de sus supuestas deficiencias vocales, híper activa y muy comunicativa. Con una base demoledora y contundente a cargo de la dupla Erlandsson / D'Angelo (más gigante que nunca) y con una muy buena labor del recién incorporado Nick Cordle. Como dijimos, no es tarea sencilla reemplazar a un exquisito como Christopher Amott.

Para el final dejamos a los dos grandes destacados de la noche: en primer término, por supuesto, ese enorme genio de las seis cuerdas llamado Michael Amott. El londinense es a esta altura, ya uno de los más brillantes intérpretes de su instrumento, como así también uno de los mejores compositores del panorama metálico internacional. Capaz de emocionar e hipnotizar con sus preciosas melodías, y con su inmenso talento a la hora de interpretarlas. El maestro creador de esta imponente maquinaria llamada ARCH ENEMY.
La otra importante mención queda para el sonido, perfecto como pocas veces. Lo cual prueba que El Teatro Flores nunca suena mal, los que no saben hacer su trabajo a veces, son precisamente los sonidistas.



Mil gracias a Lucía Chiarenza, encargada de prensa de 4G, por su reconocida gentileza. A esperar ahora que la cuarta visita de estos grandiosos artistas se produzca muy pronto...

Comentario e imágenes: Javier Parente, para OXIDO.-     

1 comentario:


  1. Uhm, interesante. ¿Y qué me decís de 'Put Your Back N 2 It' de Perfume Genius? Escuchadlo, es un disco muy a tener en cuenta. Saludos!!!

    ResponderEliminar