Han leído nuestras coberturas:

lunes, 28 de mayo de 2012

THE MISSION en Teatro Vórterix, 26/5/2012: Old school in the new generation


Bien, tarde agradable la del sabado 26 de mayo, para acudir a una cita obligada: The Mission. El lugar: el nuevo, reconstruido, pomposo y recargado electricamente "nuevo" Vorterix, el viejo Teatro de Lacroze y Alvarez Thomas. Para mi siempre será El Teatro. Llegando al lugar hay una marquesina inmensa que ilumina toda la cuadra, prácticamente, con la X de V y X, jajajaja... No se si se entendió, sino busquen el nuevo logo del Teatro...

Ingresamos al lugar a eso de las 19:15 hs.; la gente recién estaba llegando, acomodándose tranquilamente, charlando con amigos de la movida y demás. Y no solo había gente de la época gloriosa de The Mission, hablamos de unos veinticinco años atrás, sino que también había mucha concurrencia joven, y demasiado joven!; había hasta infantes que acompañaban a sus padres para saber qué escuchaba el viejo en aquellos tiempos, que bien...

El nuevo Teatro por dentro está muy lindo, una bonita lavada de cara, pintura nueva, luces nuevas, cero esferas espejadas entrometidas y molestas, luces ambientales azules muy buenas, y en los palcos y fondo de escenario, pantallas de nueva tecnología led, toda la puesta!

En fin, siendo las 19:30 se abrió el telón para la primer banda soporte: Monstersize. Esta agrupación es oriunda de Bernal y tocaron un set de no más de media hora. Tienen un estilo electrónico medio pesado, con elementos del Grunge... hacen un batido y sale esta propuesta. El sonido estuvo bastante bien, de momento el micrófono se iba muuuy arriba, demasiado fuerte, al punto que distorsionaba la voz. No fue de mucho brillo, pero aportaron lo suyo, y creo que tendrán oportunidad de crecer si siguen en la ruta.

Luego de un breve impasse, a las 20:10 fue el turno de Reversión. Este combo -que acaba de pasar la década de vida-, fue el encargado de agitar a los presentes un poco más; ya para entonces el Teatro Vorterix gozaba de abundante público. El sonido de Reversión es un poco más Electro Pop, la mayoría de sus letras son en castellano. Tuvieron un buen servicio sonoro, con algún que otro problema con el micrófono también, evidentemente no era la noche del micrófono... pero casi al final se acomodó bastante. Estos jóvenes culminaron con un cover de Him que logró motivar a la gente.

Ya a las 20:45 hs. fue el momento del invitado principal. Aquellos que habíamos presenciado el recital de Sisters of Mercy, volvimos a ver a los capitalinos Flood of Tears. La verdad que esta banda va en serio, no importa si tienen un parecido a algo ni nada. A ver: dentro del Old Gothic Rock, crearon su própio sonido que lo decoran con una voz sepulcral o chirriante de acuerdo a lo que se necesite. También debemos tener en cuenta la producción sobre el escenario, la forma de llevar adelante el momento, la mística de los anteojos oscuros (que es casi como un accesorio sagrado de la escena Gothic Rock, qué banda de los '80s y '90s no tenía un miembro o frontman con tales anteojos? Ninguna!). Bueno, todo eso hace que un grupo nacional tenga serias aspiraciones a algo grande; siempre nos quejamos de lo limitado que es nuestro movimiento argentino, pero aquí hay algo que si vuela alto, obtendrá sus logros...

A eso de las 21:15 terminó su presentación Flood of Tears y se dió punto final a la espera el gran momento. El Teatro estaba lleno a pleno, sin contar el palco que no fue habilitado. Este detalle me pareció algo desacertado, porque había gente hasta en el vestíbulo, y fue medio incómoda la situación. A tenerlo en cuenta, que por algo hay un palco. Es el mismo problema que pasa a veces en Flores, parece que los organizadores no calculan acertadamente la cantidad de espectadores que pueden concurrir a cada show...

Bien, para las 21:50 aproximadamente, las luces se apagaron, y comenzó una larga intro clásica, tras la cual apareció en escena -con los acordes de "Beyond The Pale"-, el gran Wayne Hussey, junto a Craig Adams y Simon Hinkler. Nuevamente The Mission con su formación casi original estaba tocando en Argentina. Increíble ver a este emblema de Leeds, que tiene una larguísima trayectoria en la escena del Gothic Rock, y que -con separaciones de por medio y re-alineaciones-, siempre se mantuvo en lo alto del movimiento Gótico y llegó a ser una banda de culto. Un Wayne Hussey muy contento, con muchas huellas visuales del paso del tiempo, pero impresionante su voz: intácta.

El pasar agradable fue que al terminar la primera canción, al saludar a la multitud del lugar, Wayne nos dió un aviso importante, ya que era el día de su cumpleaños. Como todo el mundo comenzó a cantar, éste los calló con varios "sshshhhssshshss", porque Adams y Hinkler tenían preparada una tonada de feliz cumpleaños que todos acompañaron en un canto unido. Hussey muy emocionado y contento con sus fans, que le retribuían el saludo.

El recital continuó con otro clásico: "Hands Across The Ocean", y luego "Serpent's Kiss". Los fanáticos estaban muy felices de tener a estos artistas en escena, cantaban todas las canciones, saltaban, una fiesta.
El sonido fue perfecto, no hubo ningún inconveniente. En algunas composiciones en las que hacía falta un teclado, Hinkler se hacía cargo de ellos, con su guitarra al hombro inclusive. Es tan sólo un detalle, pero un gran punto a favor no samplear ni siquiera el teclado. El repertorio fue muy bien elegido, se tocaron grandes clásicos, pese a que algunos quedaron afuera. Necesitaríamos tres horas de show para apreciar todo. Pero el set fue correctísimo, cada tema un recuerdo, una parte de la historia. No interesa si los músicos vienen fuera de su apogéo histórico, lo importante es poder verlos antes de que desaparezcan, aunque sea una vez más. Muchas de las agrupaciones que llegan tras reuniones y hacen giras, son grupos que una vez que se disuelvan definitivamente o desaparezcan, ya no habrá nadie que logre algo parecido.

El concierto duró una hora, más dos bises y algo curioso: tras la última canción, el cover de Bob Dylan "All Along the Watchtower", la banda se despidió como ocurre siempre; el telón se cerró, se prendieron las luces... muchachos: todos a casa. Pero mientras la gente ya salía a la calle, de repente se apagaron nuevamente las luces, se abrió otra vez el telón y los que ya estaban afuera se agolparon para volver a entrar, ya que reaparecieron los británicos para finalizar con "Tower of Strength". Los encargados de la seguridad no entendían nada porque la gente volvía a entrar a las corridas, tuvieron que cerrar de nuevo las puertas, y encima algunos ya se habían retirado. Cosa extraña que dejó la noche.

Fue un gran espectáculo, proporcionado por una gran banda, que logró reunirse y volver a realizar estas giras que realmente gratifican musicalmente el alma.

Este fue el setlist:
- Beyond The Pale
- Hands Across The Ocean
- Serpent's Kiss
- Naked And Savage
- Garden Of Delight
- Severina
- Butterfly On A Wheel
- The Grip Of Disease
- Wake
- Wasteland
- The Crystal Ocean
- Deliverance

Bis 1:
- Like A Child Again (Solo de Wayne Hussey)
- Like A Hurricane (Cover de Neil Young)
- All Along The Watchtower (Cover de Bob Dylan)

Bis 2:
- Tower Of Strength

Comentario y fotografías: Luis Disanti, para OXIDO.- 

No hay comentarios:

Publicar un comentario