Han leído nuestras coberturas:

martes, 8 de octubre de 2013

ALICE IN CHAINS en Estadio Luna Park, 28 de septiembre de 2013


El pasado 28 de septiembre hizo su presentación por primera vez en Argentina la agrupación Alice In Chains. Los oriundos de Seattle, liderados por el guitarrista Jerry Cantrell, sin dudas son unas de las agrupaciones más importantes del rock de los años 90. Dueños de un particular -casi único- estilo, supieron cosechar fama y billetes a granel durante gran parte de esos años. Por aquel entonces los máximos exponentes de la agrupación fueron el hoy fallecido cantante Layne Staley y el eximio guitarrista Jerry Cantrell. Heroinómano y depresivo, Layne tenía la increíble capacidad de activar los cinco sentidos del oyente gracias a su agonizante timbre de voz. Este hermoso combo lo completa Cantrell, quien con su potente guitarra entremezcla melodías y disonancias que acercan la pieza musical a bellos himnos de agobio y desesperanza.

Luego de la edición del disco homónimo, la carrera de AIC se tornó intermitente en lo musical y ajetreada en todo lo demás. Con la muerte de Layne en el 2002, se cierra definitivamente una etapa, pero ¿se abriría una nueva? La duda empieza a diluirse con la edición del disco Black Gives Way to Blue en el año 2009. El LP fue bien recibido por la crítica y el público en general. Lo cual dio pie a nuevas giras, entrevistas, y más giras.

Hoy, luego de la edición de su sexto álbum de estudio, se reconfirma lo hecho anteriormente, con una formación totalmente establecida y aceitada.
Ahora nos disponemos a pasar revista del show.

Siendo poco más de las 21 hs. y ante un Luna Park prácticamente lleno, se apagan las luces sentenciando el inicio. La pieza elegida fue “Them Bones” de su disco más aclamado: “Dirt”; pegado llegó el mazazo “Dam That River” y el delirio del público. En estos primeros minutos dos cosas estaban claras: el sonido y la predisposición de la banda para con su público eran óptimas. Y así llegaron más temas, en este caso de sus últimos dos trabajos: “Hollow” y “Check My Brain”, mostrando que en vivo estas piezas son de alto contendido metálico. 

El cantante y guitarrista William DuVall ocupa un rol protagónico estelar, en especial por la primera de sus funciones. El caudal vocal del ex Madfly es sorprendente y emociona. Aún, con una voz distinta a la de Staley ha sabido acoplarse a la perfección con las melodías del gran Jerry. Por si fuera poco, el tipo toma posición en el centro del escenario teniendo la difícil tarea de arengar y contagiar al público. En todos los rubros el moreno obtuvo una altísima nota. Cantrell se limita a demostrar sobre las seis cuerdas y cantar, manteniendo un bajísimo perfil. De cualquier manera su sola imagen resulta hipnótica. Su status de leyenda lo ha transformado en un personaje imprescindible a la hora de entender el rock de las últimas dos décadas.

Hablamos de las voces, las letras y las melodías de guitarra, como las marcas características de AIC; sin embargo en el directo la banda suena más compacta y pesada, con sonidos graves que en ciertas ocasiones parece sonar varias octavas retrasadas. Esto se traduce en clima y ritmo, siendo el responsable de ello el comandante de las cuatro cuerdas, Michael Inez. Un tipo que dejó en claro el rol fundamental de un buen bajista en este tipo de música. Algo que en estos tiempos parece haber quedado en un tercer plano.

Los temas que completaron la lista fueron “Again”, “Man In The Box” (desatando una fiesta en todo el estadio; que quede claro: este tema no se canta, se grita), “Got Me Wrong”, los poderosos “Phantom Limb” y “Stone” de su última placa, y “No Excuses”. A partir de allí empieza una transición hacia las piezas más oscuras: “Jar Of Flies”, “It Ain't Like That”, “Facelist Nutshell”, y los sorpresivos “God Am” y “Junkhead”. Los bises fueron “Down In a Hole” y “Would?”, cerrando luego de hora y media cronometrada con “Rooster”. Quedando la sensación de que el show fue algo corto.

El sonido fue impecable de principio a fin, al igual que el desempeño de los músicos en el plano individual y colectivo.

Los estadounidenses mostraron porque fueron, son y serán una pieza clave en el rock de los 90, que al parecer se extiende hasta nuestros días. Pero lo más importante es que hoy, aún después de veinticinco años de su creación y tanto menos de la explosión del movimiento Grunge, encontramos a Alice In Chains una vez más, formando parte de la elite del Rock Mundial.

Comentario y fotografías: José María Aicardo, para OXIDO.-

4 comentarios:

  1. Muy buen review del recital. Estuve ahi. EL show me pareciò muy corto para una banda que tenia cuenta pendientes. Nunca imaginé que AIC podía tener seguidores tan fervientes, a pesar que su musica no entre en los canones del "aguante". Estuve en la platea izquierda al escenario, no me pareció bueno el sonido. Saludos desde CABA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo que decís acerca de la duración del show, lo estuvimos leyendo en otros sitios, así que parece haber una coincidencia general...

      Muchísimas gracias por tu comentario y por tus elogios.

      Saludos!!

      Eliminar
  2. Are you looking to earn money from your traffic by using popunder advertisments?
    In case you are, have you tried using Clickadu?

    ResponderEliminar
  3. Did you know that you can create short urls with LinkShrink and receive money for every visitor to your short urls.

    ResponderEliminar